Local

La Algaba debe variar el régimen de los funcionarios

La Delegación del Gobierno de la Junta de Andalucía en Sevilla exigió ayer al Ayuntamiento de La Algaba que anule varios artículos de su nuevo Reglamento del Personal Funcionario referidos a la jornada laboral, los descansos y las vacaciones, y los adapte a la Ley Reguladora de las Bases del Régimen Local.

el 14 sep 2009 / 22:32 h.

TAGS:

La Delegación del Gobierno de la Junta de Andalucía en Sevilla exigió ayer al Ayuntamiento de La Algaba que anule varios artículos de su nuevo Reglamento del Personal Funcionario referidos a la jornada laboral, los descansos y las vacaciones, y los adapte a la Ley Reguladora de las Bases del Régimen Local.

El requerimiento, firmado por el delegado provincial Demetrio Pérez, al que tuvo acceso la agencia Europa Press, recoge que el Ayuntamiento de La Algaba tiene que "adoptar las medidas necesarias para anular los artículos 30, 34 y 36, debiendo redactarse nuevamente, de conformidad con la normativa vigente que resulta de aplicación".

De este modo, el artículo 30 del citado reglamento establece una jornada laboral de 35 horas de trabajo efectivo semanal, pero la normativa aclara que "la duración máxima será de 37,5 horas semanales de promedio en cómputo anual, equivalente a 1.647". Mientras, en el artículo 34 fija unas vacaciones de 23 días laborables o un mes natural y concreta una serie de supuestos para la ampliación de este periodo, por antigüedad u otras circunstancias. Sin embargo, el requerimiento recuerda que "las vacaciones deben fijarse de conformidad con el artículo 50 del Estatuto Básico del Empleado Público". Lo mismo ocurre con el artículo 36, sobre licencias retribuidas o permisos, en el que aparece una larga lista de supuestos.

Por su parte, el alcalde, José Luis Vega (IU), aseguró que están en reuniones con los representantes sindicales de los funcionarios "para valorar estas advertencias" y aclaró que "ahora mismo la prioridad del equipo de gobierno es subsanar las anomalías o deficiencias para que se puedan llevar las modificaciones a pleno, aprobarlas y obtener el visto bueno de una vez por todas". Por ello, apostó por dar salida a un documento, firmado en agosto de 2007 y aprobado al mes siguiente y "que tanto esfuerzo" costó por las negociaciones necesarias.

  • 1