Local

La ampliación de la Feria se hará por etapas a partir de 2013

El Gobierno entierra el proyecto de traslado del recinto ferial porque es “económicamente inviable”

el 20 jun 2011 / 20:11 h.

TAGS:

La presidenta del PSOE andaluz, Rosa Torres, durante su comparecencia ayer en rueda de prensa.

La ampliación de la Feria en 200 casetas que proyecta el Gobierno municipal y que figuraba en el programa electoral del PP no se acometerá en un solo año. Según desveló a este periódico el nuevo delegado de Fiestas Mayores, Gregorio Serrano, el crecimiento del Real de la Feria hacia la Calle del Infierno se abordará a partir de 2013 -antes no hay tiempo- y de forma gradual, por etapas, de manera que cada año se vaya ampliando una de las calles ya existentes.


"No va a ser una ampliación en un solo año porque no hay presupuesto ni técnicamente tampoco se puede hacer. Se va a hacer un proyecto, que imaginamos que lo hará la Gerencia de Urbanismo, y a lo largo de este mandato cada año se va a hacer una calle. Un año se prolongará Pascual Márquez y se quedará esa nueva calle, el siguiente la calle Joselito el Gallo o Gitanillo de Triana, de modo que al final del mandato pretendemos que esté terminada esa ampliación de 200 casetas".


El presupuesto de este proyecto aún se desconoce, si bien la idea del nuevo delegado es iniciar su aplicación a partir de 2013. "Para la siguiente Feria no creemos que sea posible, ni creo que dé tiempo. Eso no es una cosa tan sencilla, eso requiere unas instalaciones de infraestructura, alcantarillado, agua, y no creo que para la Feria del año que viene pueda ser posible".


El plan de ampliación de la Feria que presentó el ahora alcalde de Sevilla en vísperas de la campaña electoral pasa por retranquear las atracciones de la Feria a una parcela próxima a Tablada y colindante con la Calle del Infierno. En el espacio que se libera se instalarían las 200 nuevas casetas.


Esta bolsa de nuevas casetas no sólo servirá para satisfacer las demandas de particulares, peñas y entidades que llevan una media de 16 años en la lista de espera, sino que también "se van a devolver muchas casetas perdidas, sobre todo a instituciones". "No tiene la misma repercusión que pierda la caseta una familia, con todos mis respetos, que una institución o una entidad con 2.000 o 3.000 socios. Todas las pérdidas de casetas suponen una tragedia, pero más para instituciones de ese calibre, ya que la repercusión para los ciudadanos es mucho mayor. Lo que se pretende con esas 200 casetas es llegar y abarcar al máximo número de ciudadanos", de ahí que Serrano apele a una adjudicación "muy rigurosa y muy inteligente" de esa bolsa de nuevas casetas de manera que, en adelante, "sea muy complicado encontrar a un sevillano que no pudiera disfrutar de una caseta".


En esa lista de casetas perdidas, se encuentran instituciones como el Colegio de Enfermería con más de 4.000 colegiados, las hermandades del trabajo, "que hacen una labor magnífica y perdió la caseta el año pasado", los jubilados de Renfe o la hermandad de Santa Marta, puso como ejemplo Serrano.


Esta ampliación de la Feria hacia la calle del Infierno entierra definitivamente el traslado del recinto ferial a otros terrenos, un proyecto que, a juicio del nuevo responsable de Fiestas Mayores, "no constituye una demanda de la ciudad y, además, es económicamente inviable", toda vez que las últimas estimaciones sobre su coste se acercaban a los 54 millones de euros. "Ahora mismo no puedes dedicar los recursos del Ayuntamiento, que casi no hay dinero para pagar la cosas esenciales, ni te puedes permitir la frivolidad de gastarte ese dineral en un traslado", sentencia.

Un festivo en farolillos. El nuevo delegado de Fiestas Mayores es partidario de alcanzar un acuerdo con la oposición para oficializar que la Feria de Sevilla cuente con un día festivo. “Es extraño, pero la de Sevilla es de las pocas ferias que no tiene un día festivo. Mucha gente me para por la calle y me lo dice: ¿cómo es posible que en la feria de la ciudad no exista un día festivo?”. A juicio de Gregorio Serrano, éste es un asunto que habrá que resolver. “Es de lo temas que tendremos que dialogar con la oposición, porque en esas cuestiones tenemos que estar todo el mundo de acuerdo. Y decir “señores yo creo que es normal que en la feria haya un día festivo, ¿pero qué día festivo?”. Reconoció que “ahora mismo estamos ahí buscándonos la vida de manera que si San Fernando cae en festivo, aprovechamos y se traslada el festivo a la Feria. En fin, estamos ahí un poco con una cosa oficiosa, y creo que habría que buscarle alguna solución entre gobierno y oposición”, señaló  en una entrevista concedida a este periódico.

A este respecto, Serrano se mostró dispuesto a estudiar cualquier aportación que los ciudadanos quieran realizar. “Hay gente, por ejemplo, que opina que la Feria podría comenzar el sábado, es decir que el pescaíto fuera la noche del sábado, con lo cual se tiene el domingo de fiesta, mientras que los fuegos artificiales tendrían lugar el otro sábado, de manera que el domingo sería lo que el antiguo lunes de resaca, un día para estar en tu casa reponiéndote de la Feria. No es ninguna tontería si lo piensas ya que tendríamos ese festivo del postpescaíto y también el día festivo de resaca. Mucha gente me lo ha planteado y podría ser una opción a estudiar”, señaló el nuevo responsable municipal de Fiestas Mayores.

  • 1