jueves, 13 diciembre 2018
17:14
, última actualización
Deportes

La añoranza se suma a la crisis

El colista Baloncesto Sevilla se enfrenta al técnico que lo llevó hace unos meses al play off. El cuestionado Thames no viaja

el 04 ene 2015 / 10:47 h.

BALONCESTO 14-15 Jugadores del CB Sevilla, antes de partir hacia el aeropuerto y viajar a Canarias. Foto: Manu Gómez. En el estado de descomposición en que se encuentra Baloncesto Sevilla, prácticamente da igual que el rival sea Herbalife Gran Canaria o cualquiera de los otros de la Liga Endesa. La respuesta viene siendo la misma en Vitoria o en San Pablo ante Manresa. Si se enfrenta a un grupo de más enjundia, la diferencia de la derrota es mayor. Y así va. La incógnita atiende, dolorosamente, sólo a eso, a los puntos por los que va a ceder. Con el juego que viene ofreciendo es imposible ganar un partido en esta competición.  Después de catorce partidos, todas las cartas están ya sobre la mesa y retrasar las decisiones sólo provocará que el margen de error se vaya reduciendo, al tiempo que aumenta la ansiedad. Esta plantilla necesita refuerzos. Tiene varios jugadores con mucho talento, pero ha quedado demostrado que, por su juventud, no pueden asumir toda la responsabilidad. Realmente, ningún equipo de la ACB tiene el hándicap de este Baloncesto Sevilla, huérfano de jugadores americanos que aporten algo al equipo. Thames y Watts no han arrimado absolutamente nada, y Byars, muy de tarde en tarde, cuando el perfil de estas plazas en la plantilla debería ser la de elementos diferenciadores. Luego, como hizo José Luis Galilea en sus últimas declaraciones, se puede pedir que todos arrimen un poco más el hombro, pero la clave de esta caída a las catacumbas de la liga es la que es. Como que el compromiso de los jóvenes con el equipo y el club es incuestionable. Otra cosa es que jueguen mejor o peor y que se les exija que estén siempre al máximo. Baloncesto Sevilla podría ganar hoy en el Gran Canaria Arena, sede de la Copa del Rey el próximo febrero. Esa hipótesis no debería cambiar la decisión de fichar jugadores. Xavier Thames no ha viajado por un proceso vírico, según ha informado el club. La situación del partido no cambia un ápice por esta ausencia, porque ausente lleva toda la temporada, como Dane Watts, que sí estará. Aíto García Reneses recibe a buena parte de los que fueron sus pupilos hace unos meses, y a los que ayudó significativamente a mejorar. Guarda una buena relación con ellos. Pero hoy se dedicará a hurgar en la herida, y a estos chicos los conoce muy bien. El morbo está servido porque en el otro banquillo está Scott Roth, quien, pese a tener el mismo registro del madrileño en su primer año en Sevilla (3 victorias y 11 derrotas), trabaja con el lastre del recuerdo que el San Pablo tiene de la última temporada de Aíto en Sevilla. Es víctima también del recelo que genera en la afición el proyecto de Jefferon Capital Funding. Los canarios disfrutan de su mejor momento, tras lograr por primera vez dos victorias seguidas, la última en Murcia (85-89), aupados en la octava plaza. Tienen, sin embargo, la baja del ala-pívot Dajuan Summers, por una rotura muscular en un gemelo, la del base canterano Santana y la posible de Tomás Bellas, el base y capitán amarillo, pieza clave del equipo, con molestias en una rodilla.

  • 1