Local

La Asamblea aprueba la pantomima de la Comisión

El Pleno de la Asamblea de Madrid dio ayer el cerrojazo definitivo a la comisión de investigación sobre el espionaje en Madrid. En la votación del dictamen hubo dos grandes ausencias: la de los supuestos espiados, del PP.

el 16 sep 2009 / 00:11 h.

TAGS:

El Pleno de la Asamblea de Madrid dio ayer el cerrojazo definitivo a la comisión de investigación sobre el espionaje en Madrid. En la votación del dictamen hubo dos grandes ausencias: la de los supuestos espiados, del PP.

El pleno de la Asamblea de Madrid aprobó ayer el dictamen que exculpa a la Comunidad del supuesto espionaje a políticos del PP, entre ellos los diputados autonómicos Alfredo Prada y Carmen Rodríguez Flores, que no participaron en la votación y cuya ausencia durante la sesión marcó el encendido debate.

Para la portavoz del PSOE, Maru Menéndez, la ausencia "clamorosa" de ambos es "la mejor muestra de que el espionaje y el seguimiento han existido". "Nosotros creemos que ha habido espionaje y algunos de los que no están aquí también lo piensan", dijo durante el debate la portavoz de IU, Inés Sabanés. "¿Se ha fijado en que tiene dos sillas vacías, dos disidencias de carácter político, señora Aguirre?", le espetó Sabanés a la presidenta regional, lo que provocó que los parlamentarios del PP la abuchearan y contestaran con otras muestras de protesta. El portavoz del PP, David Pérez, les replicó que "no puede haber espiados, porque no ha existido espionaje", a lo que la socialista Menéndez contestó con ironía que el motivo de la ausencia de Prada debía ser entonces "que estará retirando su denuncia".

El pleno de la Asamblea ratificó -con 65 votos a favor y 50 en contra- el dictamen del PP que aprobó el pasado lunes la comisión de investigación, e incorporó como votos particulares las conclusiones del PSOE e IU.

El grupo socialista solicitó que la votación se efectuara "por llamamiento" a cada uno de los diputados, a fin de realzar las ausencias, a lo que se opuso el PP.

El dictamen, aprobado a mano alzada, señala que el Gobierno de la Comunidad de Madrid "ni ha ordenado, ni ha amparado, ni ha conocido ningún tipo de seguimiento o espionaje a cargos públicos o a cualquier persona". Los votos particulares del PSOE e IU recogen, en cambio, que "ha existido espionaje", que Esperanza Aguirre es la "máxima responsable" y que se realizó desde el ámbito de la Consejería de Presidencia, Justicia e Interior, por lo que las portavoces de la oposición volvieron a reclamar la dimisión de su titular, Francisco Granados. "Nuestras conclusiones son radicalmente opuestas al dictamen exculpatorio que pretende amparar la impunidad. Señora Aguirre, sus órdenes se han cumplido, la comisión se cierra, pero las sospechas aumentan y a su Gobierno se le acumulan los problemas. Se espía por algo, y la acumulación de conflictos, dossieres y corrupción en su partido son la clave", aseveró Inés Sabanés.

En tono grave, la portavoz de IU advirtió además a la presidenta de que ésta "se ha vinculado al futuro de sus hombres de confianza" y de que "no cierran nada, sino que esto es el principio del fin de su impunidad". Durante el debate, la socialista Maru Menéndez leyó las palabras que Rajoy pronunció el pasado 3 de febrero: "No son rumores, esos documentos existen; lo que no sabemos es quién lo ha ordenado. Yo quiero transparencia, por eso es bueno que se haya abierto una comisión de Investigación".

  • 1