Local

La asociación de la prensa condena los insultos a un reportero de 'Abc'

Carlos Vázquez llamó txakurra (perro o policía, en el vascuence de círculos abertzales) a Alberto García Reyes.

el 18 mar 2011 / 19:16 h.

TAGS:

"Una vez más, un periodista sevillano ha sido insultado por un concejal de Izquierda Unida desde la tribuna del pleno del Ayuntamiento de Sevilla. Un hecho inadmisible que incumple la palabra dada por el consistorio sevillano en el compromiso suscrito con la Asociación de la Prensa por la libertad de expresión y por el reconocimiento del trabajo de los periodistas, aprobado por unanimidad el pasado 28 de enero", ha manifestado con contundente irritación la Asociación de la Prensa de Sevilla tras llamar al redactor Alberto García Reyes "txakurra" -perro, en vascuence, pero con la connotación de policía o chivato policial en ese idioma, un insulto que además el entorno abertzale suele dirigir a quienes quiere señalar como objetivos de ETA-.

Para la Asociación de la Prensa de Sevilla, la actitud del concejal de IU, Carlos Vázquez, "se ha hecho merecedora del rechazo más absoluto no sólo por por su agresión verbal hacia el redactor de Abc, sino además por hacerlo cuando el periodista estaba en el ejercicio de sus funciones profesionales cubriendo el pleno. Actitud aún más repugnante si se tiene en cuenta que el concejal se dirigió al periodista utilizando el púlpito municipal en el que se representa a todos los sevillanos".

La Asociación de la Prensa de Sevilla (APS) manifiesta públicamente su condena hacia este tipo de comportamientos, "como ya lo ha hecho en reiteradas ocasiones anteriores, por cuanto conculcan el derecho al ejercicio de la información y del periodismo libre. Si de por sí ya es repulsivo el insulto hacia cualquier persona que esté realizando su trabajo, aún resulta mucho más cuando se trata de un profesional amparado por el derecho constitucional a la información", añadió la asociación.

La APS considera también igualmente "lamentable" que desde el pleno municipal "no se haya alzado una voz unánime contra esta nueva y desagradable agresión a un periodista", y sólo lo haya hecho el grupo popular en solitario," máxime cuando está aún reciente el acuerdo plenario que obliga a todos los grupos municipales a rechazar y condenar contundentemente cualquier insulto, agresión, vejación o menosprecio del tipo que sea hacia los periodistas que ejercen su labor informativa..." (punto 3º del Manifiesto por la Libertad de Expresión).

"Este grave y primer incumplimiento del citado Manifiesto supone además para la APS y para los periodistas sevillanos a los que representa una gran decepción, por cuanto convierte en papel mojado el compromiso de superar definitivamente una etapa de desencuentros y de crispación entre periodistas y políticos, en el que el propio alcalde, Alfredo Sánchez Monteseirín (PSOE), puso todo su afán", prosigue la APS.

La APS unirá esta denuncia a las quejas sobre el maltrato recibido por periodistas sevillanos en el ejercicio de su trabajo que siguen todavía en manos de la Oficina del Defensor del Pueblo, quejas que no se retiraron pese a la firma del Manifiesto con el Ayuntamiento "como medida precautoria".

 

  • 1