La asociación Herpetos abrirá un centro de reptiles y anfibios exóticos en Alcalá que también será zoo

El proyecto, que requerirá una inversión de 416.000 euros, incluye además un espacio de educación ambiental donde se ofrecerán charlas.

el 06 mar 2014 / 22:24 h.

Una pareja de tortugas acuáticas. Una pareja de tortugas acuáticas. El Ayuntamiento de Alcalá de Guadaíra ha aprobado en pleno la construcción en el término municipal de un centro de acogida de reptiles y anfibios exóticos (Carae) con el que la localidad se convertirá en «una de las primeras ciudades andaluzas en tener un espacio de estas características que contribuirá a la conservación de la biodiversidad, dirigido específicamente hacia las especies de anfibios y reptiles». Según comunicó el Consistorio alcalareño en un comunicado, el proyecto parte de la Asociación Herpetos que ha adquirido en Alcalá de Guadaíra el terreno necesario para la puesta en marcha de este centro. Estará ubicado en el suroeste de la localidad en el límite del término alcalareño hacia Utrera. Asimismo, se trata de un centro de recuperación e investigación de anfibios y reptiles, pero también funcionará como parque zoológico con la exposición de los animales de acogida y como centro de educación ambiental, con charlas y talleres para centros escolares. El centro se encargará de recibir todo tipo de especies de la familia de los herpetos (el grupo al que pertenecen anfibios y reptiles), tanto de los ciudadanos que ya no deseen tener a uno de estos animales exóticos como mascota, como a través de la adquisición de ejemplares que estén en zoológicos que no se dediquen concretamente a este tipo de animales. También acogerá animales de estas especies de espacios naturales donde supongan un peligro para la fauna autóctona. Por otro lado, la implantación de la actividad está presupuestada en 416.000 euros y se llevará a cabo en tres fases distintas afectando el proyecto de actuación a un espacio total de 56.678 metros cuadrados, según informa el Ayuntamiento. Primero, en una fase inicial se actuará en lo más indispensable para la puesta en funcionamiento del Carae e inicio de la recepción de visitantes. Esta fase cuenta con un plazo de ejecución de 3 meses y está presupuestada en 45.000 euros con respecto a la cuantía total. Aquí se incluye la construcción de varios estanques para tortugas acuáticas, cuatro cercados para tortugas terrestres y un primer edificio con sala de recepción y sala de cuarentenas. Por último, en la segunda y en la tercera fase se ampliarán los aparcamientos para visitantes, con capacidad para autobuses, y se establecerán más recorridos peatonales por las instalaciones. En este punto está prevista también la construcción de un segundo edificio anexo al primero. «Con este proyecto, Alcalá de Guadaíra se convertirá en referente en pro de la conservación de la biodiversidad y del medioambiente, específicamente dirigido hacia las especies de anfibios y reptiles exóticos», indicó el Consistorio.

  • 1