lunes, 12 noviembre 2018
23:21
, última actualización

La Audiencia confirma el procesamiento de tres directivos de Cobre las Cruces

La empresa asegura que en el juicio quedarán "suficientemente rebatidas" cada una de las acusaciones y confía en la Justicia

el 25 nov 2013 / 15:14 h.

La sección Séptima de la Audiencia Provincial de Sevilla ha  desestimado, finalmente, el recurso de apelación promovido por la  compañía 'Cobre las Cruces', que explota la mayor mina a cielo  abierto de Europa en suelos de Gerena, Guillena y Salteras, contra la  decisión del Juzgado de Instrucción número 19 de procesar a los tres  directivos de esta compañía minera imputados por posibles delitos de  daños continuados y contra el medio ambiente. La causa parte de la querella formulada en 2008 contra cuatro de  los directivos de 'Cobre las Cruces', --entonces filial de la  multinacional 'Inmet Mining' y ahora en manos de 'First Quantum'--,  por la Fiscalía de Medio Ambiente, Urbanismo y Patrimonio Histórico.  Los imputados, a quienes se les atribuía posibles delitos de daños  continuados y contra el medio ambiente, eran entonces el ya ex  director general de la compañía Françoise Fleury; el director de  Minas, William Thomas Willliams; el director de Gestión de Aguas de  esta empresa, Juan Carlos Baquero; y la directora del área de Medio  Ambiente, Paz Cosmen. La querella de la Fiscalía de Medio Ambiente, en concreto, partía  de los expedientes sancionadores previamente incoados por la  Confederación Hidrográfica del Guadalquivir (CHG) contra 'Cobre las  Cruces', por la supuesta detracción no autorizada de 75.000 metros  cúbicos de agua del acuífero Niebla-Posadas, la presunta práctica de  20 sondeos no autorizados y el supuesto vertido de arsénico y otras  sustancias contaminantes a este cauce hídrico. La CHG, a cuenta de  estos hechos, suspendió provisionalmente la concesión administrativa  otorgada a 'Cobre las Cruces' para el aprovechamiento del acuífero a  través de un sistema de drenaje y reinyección de agua (SDR), si bien  la concesión fue finalmente restituida a cuenta de las medidas  adoptadas por la compañía. Pues bien, en un auto fechado el 9 de mayo de 2012, la juez Ana  Escribano atendía a las peticiones de la Fiscalía y ordenaba seguir  las actuaciones mediante el procedimiento abreviado contra Françoise  Fleury, William Thomas Willliams y Paz Cosmen, ordenando por contra  el sobreseimiento de las diligencias por lo que se refiere a Juan  Carlos Baquero. El recurso de reforma promovido por los imputados  contra este auto fue desestimado a través de un auto emitido el  pasado 14 de septiembre de 2012, pero este último auto fue objeto de  un recurso de apelación cuya resolución correspondía a la Audiencia  Provincial. HABRA JUICIO Finalmente, la sección séptima de la Audiencia Provincial, a  través de un auto emitido este pasado 8 de noviembre, adelantado por  el diario 'El Mundo' y recogido por Europa Press, ha desestimado el  mencionado recurso de apelación, confirmando en consecuencia el  procesamiento de Françoise Fleury, William Thomas Willliams y Paz  Cosmen. Este nuevo auto no es susceptible de recurso. La Audiencia Provincial, a la hora de confirmar el auto de  procesamiento de Françoise Fleury, William Thomas Willliams y Paz  Cosmen, señala entre otros aspectos que la CHG "detectó en muestras  de agua reinyectadas, entre otras sustancias contaminantes, arsénico  en concentraciones muy superiores a las establecidas", dando cuenta  de la "detracción ilegal de aguas y la construcción ilegal de balsas  en la zona de policía sin la licencia del organismo de cuenca". Se  trata, según la Audiencia Provincial, de "indicios racionales de  delito" suficientes para continuar las actuaciones por la vía del  procedimiento abreviado. Por parte de 'Cobre las Cruces', fuentes de la empresa han  defendido la "inexistencia de cualquier tipo de irregularidad",  rememorando que desde el comienzo de las actuaciones allá por 2008,  la empresa sostiene que la actividad minera "en ningún momento afectó  a las aguas subterráneas", quedando "a disposición de la Fiscalía"  con "el convencimiento de que llegado el momento, se demostraría con  datos la ausencia de hechos punibles". "En las diferentes fases de  este procedimiento, la compañía ha mantenido esta posición y ha  aportado los informes técnicos disponibles que avalan sus tesis",  señalan a Europa Press fuentes de 'Cobre las Cruces'. LA EMPRESA NIEGA LAS ACUSACIONES La empresa señala que, con la apertura del procedimiento abreviado  y la celebración del juicio en cuestión, "estamos en la última fase  del proceso" y la compañía minera es "la primera interesada" en que  el mismo finalice para que "se restablezca la buena imagen  corporativa de la sociedad y el buen nombre de los directivos  afectados". En cuanto a las acusaciones en cuestión; la supuesta  extracción ilegal de agua, la presunta construcción ilegal de balsas  y posibles afecciones al acuífero Niebla-Posadas, la empresa asegura  que quedarán "suficientemente rebatidas" durante el juicio a cuenta  de "los argumentos propios y los informes de entidades externas  especializadas" que median en el asunto. La compañía, de cualquier  modo, confía "plenamente" en la Justicia y acatará la sentencia "sea  cual fuere su sentido".

  • 1