Local

La Audiencia confirma la libertad del acusado por el accidente mortal de Tablada

el 25 sep 2012 / 12:28 h.

TAGS:

La Audiencia Provincial de Sevilla ha confirmado la libertad  provisional de Javier S.R., el joven de 25 años para el que la  Fiscalía pide cinco años de cárcel por causar presuntamente el día 30  de octubre de 2011 un accidente en la avenida Juan Pablo II de la  capital hispalense en el que falleció una pareja de jóvenes.

Fuentes del caso han informado a Europa Press de que, en un auto  notificado este mismo martes a las partes aunque firmado con fecha de  18 de septiembre, la Sección Séptima de la Audiencia Provincial de  Sevilla confirma la puesta en libertad provisional del acusado al  entender que no existe riesgo de fuga ni de que pueda destruir o  manipular pruebas.  

El pasado mes de julio, el abogado del acusado, Manuel Manzaneque,  pidió a la juez de lo Penal número 8 la libertad de su cliente,  recordando en este sentido los casos de José Ortega Cano o  'Farruquito', "que no entraron en prisión preventiva" a pesar de  tratarse de delitos "de similares características".  

Esta petición fue aceptada por la juez, que acordó dejar en  libertad provisional al encausado, que pasó cerca de nueve meses en  prisión, al entender que no existía riesgo de fuga. Tras ello, dicha  decisión fue recurrida en apelación por la acusación particular que  ejerce el letrado Manuel Parrilla en nombre de las familias de los  fallecidos, recurso que ahora ha sido rechazado por la Audiencia  Provincial.  

LA AUDIENCIA PROVINCIAL YA RECHAZO SU PUESTA EN LIBERTAD

El letrado de la acusación particular había pedido que el acusado  estuviera en prisión hasta la celebración del juicio --que se celebró  el pasado día 21--, al entender que este caso "es comparable con el  caso de Paseo Colón, que se iguala en gravedad", y en el que el  acusado permaneció en prisión preventiva hasta el momento de la vista  oral.  

Hay que recordar que, en este caso, la misma Sección Séptima que  ahora ha otorgado la libertad provisional al acusado se pronunció en  contra de la misma. Fue en un auto dictado el 24 de abril, en el que  defendía la existencia de riesgo de fuga por la "elevada" pena que se  le podría imponer.  

"El riesgo de que intente sustraerse a la acción de la Justicia  cabe inferirlo razonablemente de las elevadas penas imponibles, que  podrían representar un importante estímulo para que pretendiese  eludirlas si se accediera a su libertad", argumentó entonces.

EL ACUSADO DIJO NO ACORDARSE DEL ACCIDENTE

En el juicio, celebrado el pasado viernes, el imputado se declaró  inocente y aseguró que "no recuerda lo que ocurrió ", negando además  que tomara ninguna copa ni tampoco sustancias estupefacientes. "A  partir de la cena en mi casa, sólo recuerdo vagamente estar tumbado  boca arriba en el suelo mientras era atendido por la ambulancia, y  luego estar en el hospital mientras era atendido por médicos y  enfermeros", dijo.  

De su lado, los dos policías locales que llegaron inicialmente al  sitio del accidente ratificaron que, tras inspeccionar este lugar,  pudieron comprobar tras un examen "concienzudo" que no había huellas  de frenado previas ni tampoco señales de que el acusado hubiera  realizado maniobras evasivas "de ningún tipo".

Asimismo, subrayaron que el acusado se saltó dos semáforos y  circulaba a una velocidad "mínima" de 98,25 kilómetros por hora en  una vía limitada a 50. Otro agente que llegó al lugar del accidente  afirmó que el acusado "estaba tumbado en la acera" y "olía claramente  a alcohol", a lo que se suma "que decía incoherencias".

  • 1