Local

La Audiencia deniega la libertad al conductor del atropello de la Torre del Oro

Entiende que es muy elevado el riesgo de fuga.

el 08 mar 2011 / 14:23 h.

TAGS:

El lugar del atropello, con una marca de tiza quqe indica la distancia a la que fueron arrojadas las víctimas.

La Audiencia Provincial de Sevilla ha rechazado dejar en libertad a Fernando Vargas, el conductor acusado de atropellar mortalmente el 4 de abril de 2010 junto a la Torre del Oro, en el Paseo de Colón de Sevilla a las jóvenes Patricia Alfaro, de 26 años de edad y natural de Madrid; y Almudena González, de 30 años y vecina de Mairena del Aljarafe, al entender que existe un "alto" riesgo de fuga.

Fuentes del caso han informado a Europa Press de que, por medio de un auto dictado el día 23 de febrero, la Sección Séptima de la Audiencia Provincial ha denegado la petición de libertad planteada por el abogado del imputado, ya que entiende que existe riesgo de fuga y de reiteración del hecho delictivo, esto último debido "al grave desprecio por la seguridad vial" mostrado y a la "acumulación" de infracciones administrativas.

Todo ello "no ha quedado desvirtuado", prosigue la Audiencia Provincial, que acuerda que Vargas prosiga en prisión provisional haciendo referencia, en tercer lugar, a la gravedad de los hechos que le imputan las acusaciones particulares y la Fiscalía, quien pide para el acusado nueve años y seis meses de cárcel y el pago de una indemnización de 96.869,86 euros, pues entiende que condujo "de forma despreocupada, sin atender a las señales de tráfico y a una velocidad excesiva".

De esta manera, el Ministerio Público imputa al encartado cinco delitos, y pide cinco años de prisión por los dos delitos de homicidio imprudente en concurso con un delito contra la seguridad vial por conducción temeraria; cuatro años de cárcel por un delito de omisión del deber de socorro, y seis meses de prisión por un delito contra la seguridad vial derivado de conducir sin tener en vigor el permiso de conducir, mientras que solicita la absolución por un delito de hurto uso de vehículo a motor.

Las acusaciones particulares que ejercen las familias de las víctimas piden para el procesado 36 años y 12 años y seis meses de cárcel, respectivamente, han recordado las fuentes consultadas por Europa Press.

Durante el juicio celebrado a finales del pasado mes de febrero en el Juzgado de lo Penal número 8, el procesado defendió que el semáforo donde tuvo lugar el fatal siniestro, ubicado frente a la Torre del Oro, estaba en verde , que circulaba a 60 kilómetros por hora y que "en ningún momento" vio a las víctimas, pero que cuando sintió el impacto levantó "el pie del acelerador", fue frenando y orillándose a la derecha con el objetivo de parar porque "nunca" se quiso dar a la fuga.

  • 1