jueves, 25 abril 2019
23:17
, última actualización
Local

La Audiencia Nacional absuelve por falta de pruebas a 'Txeroki' tras su primer juicio en España

el 30 jun 2011 / 11:10 h.

TAGS:

La Audiencia Nacional ha absuelto al ex jefe militar de ETA  Garikoitz Aspiazu Rubina, alias 'Txeroki', tras el primer juicio que  tuvo que afrontar en España al no hallar pruebas de que participase  en el intento de asesinato del presidente del Consejo de  Administración del  Grupo Correo, Enrique Ybarra, que se produjo el  17 de enero de 2002.  

En una sentencia hecha pública este jueves, la Sección Cuarta de  la Sala de lo Penal considera que la "carga de la prueba" esgrimida  por el fiscal, que solicitaba una condena de 15 años de cárcel,  resulta "insuficiente" para acreditar que el que fuera jefe militar  de ETA entre 2004 y 2008 participara en el envío de un paquete bomba  a Ybarra, que fue interceptado y desactivado por la Ertzaintza.   

Durante el juicio, en el que 'Txeroki' renunció a defenderse y  calificó el procedimiento de "espectáculo", el fiscal sostuvo su  acusación en una pericial de inteligencia que acreditaba que el  atentado fue cometido por el 'comando K-Olaia', al que supuestamente  pertenecía Aspiazu Rubina en el momento de los hechos, a partir de  los papeles incautados a Ibon Fernández de Iradi, 'Susper', en la  localidad francesa de Tarbes en diciembre de 2002.   

Además, el tribunal ha valorado que los restos biológicos del  acusado fueron encontrados en un mapa, un cepillo y un sujetador  hallados en la vivienda de Amorebieta (Vizcaya) que ocupaban Asier  Arzalluz e Idoia Mendizabal, ya condenados por estos hechos. Allí  también se encontraron una carpeta de color azul y una revista de  crucigramas en la que fue identificada la escritura del ex jefe  militar etarra.   

ESTUVO EN LA VIVIENDA DE AMOREBIETA

La sentencia, de la que ha sido ponente la magistrada Carmen  Paloma González, sostiene que con estas pruebas "el único resultado  objetivo e inequívoco" que se puede acreditar es "la estancia del  acusado" en esta vivienda "antes de la detención de su último morador  en septiembre de 2002", pero no que participara en el envío del  paquete bomba.  

"Con independencia de quiénes eran los integrantes de uno u otro  'comando' en aquellas fechas, la conclusión a la que los citados  peritos llegan, esto es, el concreto envío del paquete bomba por el  acusado, no puede ser asumido como acreditado por el tribunal al no  constar dato alguno corroborador a lo largo de la investigación  realizada", afirma el tribunal.  

Además, los magistrados de la Sección Cuarta estiman que la prueba  pericial genética "no puede ser valorada" porque su ampliación no fue  incorporada a la causa "en el momento procesal oportuno", aunque  añaden que estas evidencias no afectan a "la conclusión ya alcanzada  por el tribunal".  

ETIQUETA DE CONFEBASK

El paquete bomba, que fue enviado al domicilio de Ybarra, contenía  entre 210 y 230 gramos de dinamita Titadyne con un sistema trampa de  apertura para que explotara cuando fuera manipulado. La caja fue  enviada en nombre de la Confederación Empresarial Vasca (Confebask),  con todos los datos concernientes a su sede social.  

Tanto la etiqueta del remitente como la del destinatario fueron  mecanografiadas con una máquina de escribir que fue incautada en  septiembre de 2003 en el domicilio que compartían los terroristas en  Amorebieta.

Durante la vista oral, 'Txeroki' desobedeció en dos ocasiones la  orden de la presidenta del tribunal, Angela Murillo, de ponerse en  pie y se mostró tranquilo, serio y desafiante, salvo cuando saludó a  los seis amigos y familiares que acudieron a la sala de vistas.  

El acusado se agachó en cuatro ocasiones para mirar la cara de los  testigos protegidos que estaban declarando contra él. De esta forma,  se ganó el reproche de la presidenta del tribunal, que le recordó que  tenía derecho a conocer la identidad de los declarantes pero no a  pasearse por la zona blindada.

  • 1