Local

La Audiencia ordena a la juez Alaya devolver las actas del Gobierno

Los jueces creen que no es "necesaria ni proporcional" su decisión de custodiarlas en los juzgados y le reprocha que sugiera, sin pruebas, que la Junta pudiera "alterarlas".

el 06 jul 2011 / 16:25 h.

TAGS:

La Audiencia Provincial de Sevilla considera "justificado" que la jueza Mercedes Alaya quiera revisar las actas de los Consejos de Gobierno de los últimos diez años para determinar hasta dónde llega la responsabilidad política en el caso del fraude en los expedientes de regulación de empleo (ERE). Pero le parece innecesario que la jueza haya decidido custodiar las actas en los juzgados estos últimos dos meses por miedo a que sean "alteradas" en la sede del Gobierno. La Audiencia dictó un auto hace dos días ordenando a Alaya que devuelva las 480 actas a la Junta.

La documentación se encuentra desde abril en los juzgados, en sobres lacrados y bajo custodia, pero la magistrada aún no ha podido revisarla. La Junta planteó un requerimiento de inhibición para impedírselo, alegando que las actas son reservadas y que Alaya no tiene competencias para levantar el secreto. Eso tendrá que decidirlo el Tribunal de Conflictos de Jurisdicción, dependiente del Supremo. Pero, hasta entonces, la jueza ordenó que las actas durmieran en los juzgados por temor a que pudieran "alterarse u ocultarse partes relevantes". Esa medida cautelar es la que la Audiencia ha dejado sin efecto, así que ahora volverán a San Telmo hasta que el Supremo decida si Alaya es competente para verlas, en cuyo caso, regresarán a los juzgados.

La Junta recibió ayer con regocijo la noticia, la primera decisión que le es favorable desde que el brazo de la jueza que instruye el caso ERE empezó a enroscarse a su alrededor. El auto de la Audiencia, que adelantó ayer la Cadena Ser, guarda un tono mucho más aséptico del que acostumbra a usar Alaya. Aun así, los juristas no pasan por alto que el requerimiento inmediato de las actas no estaba suficientemente fundamentado. "La medida cautelar adoptada no es necesaria ni proporcional al fin perseguido, careciendo el auto de motivación que la justifique", reza el auto.

Sospechas. La Audiencia recuerda que la ley de Conflictos Jurisdiccionales advierte de que una medida cautelar como la dictada por Alaya debe tener "carácter excepcional" y sólo se justifica "cuando sean imprescindibles para evitar que se eluda la acción de la justicia". Los jueces no creen que éste fuera el caso. Consideran que Alaya "se limita a sustentar la medida cautelar en una mera hipótesis" y critican que no razonara "tal desconfianza, como corresponde a una resolución de ese calado". En su auto del 4 de abril, Alaya daba a entender que la Junta podía cometer un delito al alterar documentación e interferir en su investigación. Una sospecha muy grave que la Audiencia cree que debería estar más argumentada, "más si con ella se plantea la posibilidad de un actuar ilegal por parte de uno de los poderes del Estado".Hace poco, la Audiencia desestimó el recurso de la Junta para impedir que Alaya viera las actas alegando que son "secretas". Los jueces dijeron que la petición estaba "justificada, no siendo arbitraria ni caprichosa". La propia Ley de Gobierno de Andalucía dice que "lo declarado secreto son las deliberaciones" y los jueces explicaron que "nada de lo cual debe aparecer en las actas, que son lo único reclamado" por Alaya. Ahora esos mismos jueces han dado un respiro a la Junta.

  • 1