Local

La Audiencia Provincial de Sevilla deja en libertad provisional al Cuco

La Audiencia considera que el tiempo que lleva interno es excesivo respecto a la condena y cree que no hay riesgo de fuga.

el 02 jun 2011 / 10:38 h.

TAGS:

Mel se pesa para saber cuántos litros de cerveza le corresponden.

El Cuco pasó ayer su primera noche con su familia después de 28 meses privado de libertad por su implicación en el crimen de Marta del Castillo. La Audiencia Provincial dictó ayer un auto en el que levantó todas las medidas cautelares impuestas al joven, incluida la orden de alejamiento a más de 50 kilómetros de Sevilla. Una decisión que hace que de los cinco implicados sólo permanezca privado de libertad Miguel Carcaño, el asesino confeso.

Ayer mismo el Cuco abandonó el piso tutelado en el que vivía desde noviembre de 2009, fecha en la que se cumplió los nueve meses de internamiento preventivo máximo que prevé la Ley del Menor a petición de la Fiscalía. Hasta entonces el menor, que en mayo cumplió la mayoría de edad, había permanecido en un centro en régimen cerrado, donde ingresó tras ser detenido el 15 de febrero de 2009. Además, el juez le impuso entonces al joven la prohibición de acercarse a menos de 50 kilómetros del lugar de residencia de la familia de Marta.

La Sección Tercera de la Audiencia decidió ayer levantar todas estas medidas, tanto la del piso como la del alejamiento, atendiendo así a la petición de la defensa del Cuco. Los magistrados entienden que "no es razonable que las medidas cautelares se mantengan, máxime, cuando se ha dictado sentencia el 23 de marzo de 2011 y la medida impuesta es de dos años y 11 meses de internamiento y un mes de libertad vigilada" por un delito de encubrimiento. Además, recuerdan que la "naturaleza" de este tipo de medidas, pese a no ser un régimen cerrado, "es también restrictiva de libertad", por lo que "a día de hoy deben ser levantadas".

De esta forma, desestiman la petición de la Fiscalía de Sevilla, que había solicitado que se mantuviera al menor en el centro porque las "circunstancias no habían cambiado". Sin embargo, la Sección Tercera discrepa porque "es claro que la sentencia dictada el 23 de marzo modifica las circunstancias", ya que de los seis años de internamiento por dos violaciones y asesinato que pedía el fiscal, sólo fue condenado a tres años por encubrimiento. Como el tiempo que lleva interno le computa como parte de la condena, si continúa en el piso podría cumplirla casi íntegra antes de una sentencia sea firme.

La Audiencia también ha valorado otras circunstancias del menor como el riesgo de fuga o la posibilidad de que destruya pruebas. "No advertimos, ni se nos traslada peligro de fuga hasta límites inasumibles (es poco probable que el menor con escasos recursos económicos huya en éste estado de la causa con una medida privativa de libertad con alto grado de cumplimiento), tampoco consta que pueda ejercer presión ni atacar la fuente de prueba". Por último, los magistrados recuerdan, que el Cuco "no consta que haya cometido otros hechos graves de la misma naturaleza", ni tampoco existe un informe del equipo técnico y de psicólogos que trabajan con él que desaconsejen el levantamiento de la medida porque esto pueda perjudicar las labores socieducativas.

El abogado del Cuco , Fernando de Pablo, recibió con "satisfacción" la noticia, máxime después de que el Juzgado de Menores número 3 se lo denegara días después de que terminara el juicio. De Pablo explicó ayer a los periodistas que nada más conocer la noticia llamó al chico "pero no me lo ha cogido porque estaba en el gimnasio", así que llamó a su madre que "se llevó un alegrón". El letrado pidió "tranquilidad" a la población por temor a que el chico sufra posibles represalias. "Es un problema, porque lo normal sería que la gente esperara a que haya sentencia firme. Pero la sociedad ya lo ha condenado", señaló.

Por su parte, el tío de Marta, Javier Casanueva, recordó ayer a Europa Press que no se opusieron a la libertas, "pues cada día que pasa dentro de la vivienda tutelada contaría como dos días de condena en firme".

Un adulto que tendría que ir a un centro de menores

El Cuco era menor de edad cuando el 24 de enero de 2009 se produjo el crimen. Tras su detención se decretó su ingreso en un centro de menores pero, debido a la complejidad del caso y a la lentitud judicial, se da la circunstancia de que el menor ya es mayor de edad. El pasado mes de mayo cumplió los 18 años, con lo que si finalmente se confirma la sentencia o se le condena por la doble violación y asesinato tendrá que volver a un centro de menores, pese a no serlo ya. Eso sí, el tiempo que ha pasado ya interno le computa, mientras que el que ha pasado en un piso tutelado le computa en parte, ya que se trata de un régimen en semilibertad y no completamente cerrado. Eso fue lo que hizo que la familia de Marta no se opusiera a la libertad, porque si seguía en el piso podría darse el caso que cumpliera la condena estando en el piso. La complicada agenda de la Audiencia hace que con toda probabilidad la vista para resolver los recursos contra la sentencia no se pueda celebrar hasta pasado el verano. De ahí, que se haya decidió dejarlo en libertad provisional.

  • 1