Economía

La Audiencia ratifica el archivo de la causa contra Lidón y Selfa

No cabe recurso contra la decisión que confirma el fallo de 2009

el 21 oct 2010 / 20:21 h.

José María Bueno Lidón, con su abogado, acude a declarar al juzgado en mayo de 2008.

La Audiencia Provincial de Sevilla ha archivado definitivamente la investigación abierta contra antiguos dirigentes de la caja de ahorros sevillana El Monte (hoy Cajasol, fruto de su unión con Caja San Fernando) por presunto delito de estafa y por delito societario, a raíz de una querella interpuesta por la Fiscalía Anticorrupción y el Grupo Empresarial El Monte.

Según el auto emitido por la Sala Tercera de la Audiencia Provincial de Sevilla, al que tuvo ayer acceso Efe, el juez ha desestimado los recursos de apelación interpuestos tanto por Anticorrupción como por El Monte contra el sobreseimiento y archivo de diligencias previas que dictó el Juzgado de Instrucción número 14 en diciembre de 2009.

La Fiscalía Anticorrupción se había querellado contra el ex presidente de El Monte José María Bueno Lidón y el ex director general de su grupo empresarial José Selfa tras una inspección del Banco de España -que detectó ocho operaciones dudosas-, por entender que la entidad debería haber percibido 17,9 millones de euros más por la venta de su participación en el Grupo Empresarial HC al Grupo Sanahuja, operación firmada en 2005.

La querella posteriormente se amplió contra el empresario Román Sanahuja Pons, cuyo grupo compró las participaciones de HC, y a su ex consejero Domingo Díaz de Mera.

Según la denuncia de Anticorrupción, la venta de las participaciones se produjo a un precio inferior al real y la caja ofreció, presuntamente, información engañosa. El paquete accionarial que el Grupo Empresarial El Monte poseía en HC nunca fue sometido a un estudio, valoración o tasación previa, según los argumentos de la Fiscalía.

No obstante, el auto de la Audiencia Provincial de Sevilla, con fecha del 18 de octubre, confirma ahora el sobreseimiento provisional y archivo de la causa acordado por el Juzgado número 14 y señala que contra el mismo no cabe recurso alguno.

La Audiencia concluye que no existen "indicios racionales claros, serios y constatables que pudieran servir de apoyo a la prosecución [seguimiento] de las presentes diligencias penales contra los imputados ni por delito de estafa, ni por delito societario, ni ningún otro delito penal".

Tras el archivo decretado por el Juzgado número 14, tanto los actuales dirigentes de Cajasol como la Fiscalía Anticorrupción pidieron reabrir la causa por entender que no se habían desvirtuado los indicios de delitos de estafa, disposición fraudulenta y delito societario.

Según el primer auto de archivo, la investigación judicial no acreditó que Bueno Lidón y Selfa actuaran "fuera de los cauces, organismos y normas establecidas en El Monte" ni que "abusaran de su superioridad para imponer su voluntad en la decisión ni actuaran coercitivamente contra los restantes miembros de los órganos consultivos y ejecutivos".

  • 1