Local

La Audiencia revisará la sentencia por acoso a un alumno transexual en Coria del Río

La Audiencia de Sevilla debatirá el próximo 26 de octubre el recurso presentado por la defensa de un joven transexual contra la absolución de tres compañeros de su instituto, que fueron juzgados por "bullying". El alumno, del instituto Caura, recibió insultos y amenazas de los compañeros, lo que llevó a la madre a presentar una denuncia en enero de 2005.

el 29 ago 2010 / 09:16 h.

TAGS:

El joven y su madre, Maria Luisa Gómez, al salir de la Fiscalía de Menores en 2005.

Su madre denunció las amenazas e insultos que presuntamente recibió su hijo cuando, con sólo 16 años, reconoció abiertamente su homosexualidad en el instituto Caura de Coria del Río. Esta denuncia, que se interpuso el 13 de enero de 2005, tuvo como resultado final la absolución de los tres alumnos acusados de bullying o acoso escolar a finales del pasado año. Sin embargo, la Audiencia Provincial de Sevilla está dispuesta a revisar el caso, después de que la acusación presentara un recurso en el que se pedía que se tuviera en cuanta las primeras declaraciones de los testigos que certificaron los ataques al alumno.

La Sección Tercera de la Audiencia de Sevilla, encargada de los asuntos de menores, ha fijado una vista el 26 de octubre para que todas las partes expongan sus posiciones, según han informado a Efe fuentes del caso. Y todo ello después de que, en noviembre de 2009, el juzgado de Menores número 1 absolviera a los tres jóvenes procesados por falta de pruebas de que fueran ellos los autores de las frases injuriosas y porque el propio denunciante "tampoco usaba un lenguaje correcto" e insultaba a sus compañeros llamándoles "maricón reprimido". Los jóvenes se libraron así de los seis meses de trabajos comunitarios que solicitó la Fiscalía de Menores para ellos.

Fuentes del caso han informado a Efe de que, en su recurso, la acusación que ejerce el denunciante pide que se tengan en cuenta las primeras declaraciones de los testigos que certificaron el acoso y aquellas que, pese a mantener la acusación en el juicio, no fueron tenidas en cuenta por el juez de Menores en su sentencia.

La denuncia fue presentada por la madre del menor ante la Guardia Civil el 13 enero de 2005, cuando afirmó que su hijo se vio obligado a dejar las clases tras expresar su homosexualidad al comienzo del curso escolar en el instituto Caura de Coria del Río.

El juicio se celebró en octubre de 2008 y la sentencia contenía la peculiaridad de que el denunciante, antes conocido con un nombre de varón, era citado con uno femenino a petición propia. En su sentencia, el juez razonó que los testimonios no permitieron atribuir a los acusados el trato degradante, pues el denunciante dijo que la supuesta prohibición de que entrara en el baño de los chicos era obra de "chavales mayores a los que conocía de vista pero que no pudo identificar".

Además, incidentes concretos en el patio, con "comentarios hirientes" sobre su condición sexual se las atribuyó a dos jóvenes no enjuiciados y las amenazas de "maricón, te vamos a matar" las puso en boca de otros tres chicos no enjuiciados, añadió el juez. La sentencia argumentó que el profesor de Educación Física, el tutor de la clase de tercero de ESO y el director del centro no oyeron los insultos y se enteraron del caso cuando fue denunciado. Según el fallo, el denunciado provocaba a los chicos llamándoles "maricón reprimido", mientras que a las chicas les decía "puta y guarra".

  • 1