La Audiencia ve "más que llamativo" el incremento patrimonial de Lanzas y su mujer

Además, la audiencia confirma las medidas de carácter personal adoptadas por la juez Mercedes Alaya contra Patrocinio Sierra.

el 24 mar 2014 / 18:41 h.

La Audiencia Provincial de Sevilla ha dictado un auto en el que  considera "más que llamativo" el incremento patrimonial del  'conseguidor' de los ERE y exsindicalista de UGT Juan Lanzas y de su  esposa, Patrocinio Sierra, ambos imputados en el caso de los  expedientes de regulación de empleo (ERE) irregulares. LanzasAsí se pronuncia la Sección Séptima de la Audiencia Provincial en  un auto dictado el pasado 3 de marzo, al que ha tenido acceso Europa  Press, en el que confirma las medidas de carácter personal adoptadas  por la juez Mercedes Alaya contra Patrocinio Sierra, entre ellas la  prohibición de salir de España, con retirada de pasaporte y DNI. La defensa de Sierra pidió a la Audiencia que anulara y dejara sin  efecto la resolución de la juez tanto en lo que respecta a las  medidas cautelares personales adoptadas como en cuanto a las  imputaciones que se le reprochan, todo ello en un escrito en el que  alegaba además la posible prescripción de alguna de las conductas  atribuidas a la esposa de Lanzas, como su inclusión en el ERE de  Hitemasa, cuya póliza es de 1 de octubre de 2001, siendo la  imputación de marzo de 2013. Asimismo, también realizó la defensa de Patrocinio Sierra  alegaciones sobre el posible delito de blanqueo de capitales,  mencionando la inexistencia de conocimiento de las supuestas sumas  que se dicen recibidas y de las que también se habría beneficiado  "por la mera condición" de cónyuge de Lanzas. La Audiencia recuerda que, en el auto recurrido, la juez Alaya  imputó a Sierra el posible beneficio del pago de tres millones de  euros que la familia Ruiz-Mateos habría realizado a su marido por  haber conseguido la aprobación y financiación pública de cinco ERE de  empresas del Grupo Nueva Rumasa, beneficio que habría conseguido "a  través de pagos mensuales de sumas que oscilaban entre los 20.000 y  los 25.000 euros y que en alguna ocasión ella misma llegaría a  recoger de la casa" de José María Ruiz-Mateos. En segundo lugar, rememora la Audiencia, la instructora le imputó  el posible beneficio obtenido por su indebida inclusión en el ERE de  Hitemasa, empresa "para la que nunca trabajó", y por la cual  recibiría, "al igual que su esposo, que tampoco fue empleado de ella,  una cantidad superior incluso a la que fijaba el certificado  individual, ascendente a 227.509 euros". La Audiencia rechaza el recurso de Sierra porque, "de forma  provisoria, existen datos que apuntan a la existencia de hechos que  pudieran tener relevancia penal y que merecen ser objeto de la  necesaria investigación". "En principio, y de forma provisional", a la imputada "se la  podría relacionar con algún cobro de los que mensualmente se  realizaban por la familia Ruiz-Mateos, para lo que hubiera podido  desplazarse hasta el domicilio familiar de éstos a tenor de las  informaciones que un testigo próximo a la citada familia proporciona"  y cuya credibilidad "es objeto de cuestionamiento" por la recurrente,  aunque de su veracidad "el curso de la instrucción podrá determinar  su alcance". La Audiencia asevera que, "en cuanto a la realidad documentada de  que Patrocinio Sierra fue incluida en ERE de una empresa con la que  nunca tuvo vinculación laboral, poco hay que añadir".

  • 1