Local

La ausencia de la ultraderecha evitó incidentes entre radicales

La ultraderecha desconvocó su manifestación de ayer en Madrid y, con ello, se evitó reeditar enfrentamientos de grupos radicales como el que le costó la vida a un joven de 16 años. El único lunar se vivió en Barcelona, donde hubo siete detenidos y diez Mossos d'Esquadra heridos.

el 14 sep 2009 / 20:19 h.

TAGS:

La ultraderecha desconvocó su manifestación en Madrid y, con ello, se evitó reeditar enfrentamientos de grupos radicales como el que le costó la vida a un joven de 16 años. El único lunar se vivió en Barcelona, donde hubo siete detenidos y diez Mossos d'Esquadra heridos.

Pese al temor de enfrentamientos entre la ultraderecha y los antisistema, dos mil personas según los convocantes -500 según la Policía-, acudieron a la concentración convocada a través de internet por Asambleas e Individualidades Antifascistas en la Puerta del Sol de Madrid, en repulsa por el asesinato de un joven el día 11 de noviembre antes de una manifestación de Democracia Nacional.

Ante un fuerte operativo policial, con la participación de 700 agentes, la protesta trancurrió sin ningún tipo de incidentes, en parte motivado por la ausencia de la ultraderecha.

Y es que el partido Alianza Nacional había convocado una concentración contra la inmigración y no autorizada a unos cientos de metros de la Puerta del Sol que finalmente no se llevó a cabo. El portavoz del partido de ultraderecha, Eduardo Clavero, afirmó que su partido no se manifestó porque "a diferencia de otros grupos sí se mueven en el más escrupuloso respeto a la legalidad".

Mientras, en la Puerta del Sol, los asistentes a la concentración antisistema estuvieron con pancartas, en las que se podía leer, entre otras cosas, "Estado español, estado fascista", "Carlos asesinado por defender a la clase obrera" o "Ninguna agresión sin respuesta".

Los manifestantes, en su mayoría jóvenes, pidieron la ilegalización de los partidos ultraderechistas. La concentración finalizó con un gran aplauso y un grito unánime: "Madrid será la tumba del fascismo".

La Delegación de Gobierno en Madrid desplegó 700 agentes antidisturbios para evitar incidentes en las cuatro manifestaciones convocadas este fin de semana en la capital. La última se produjo anoche por Falange, que celebró un acto entre las calles Génova y Marqués de la Ensenada para marchar hasta la plaza de Moncloa y, de ahí, partir hacia el Valle de los Caídos.

Sin embargo, Madrid no fue el único escenario de las protestas. Barcelona, Zara- goza, Valladolid, Jaén y Pamplona fueron sede de las protestas, que discurrieron entre un gran despliegue policial con objeto de evitar enfrentamientos con colec- tivos de ultraderecha, que conmemoran estos días la muerte del dictador Francisco Franco.

Pero en Barcelona no se pudieron evitar los incidentes. Siete detenidos y diez agentes de los Mossos d'Esquadra heridos fue el balance de la protesta antifascista no autorizada por el centro de la Ciudad Condal.

La manifestación, que congregó mil personas, se enturbió cuando los asistentes empezaron a arrojar botellas y piedras contra la sede de Interior e incendiar contenedores para colocarlos en medio de la calle.

  • 1