Toros

La ausencia de Talavante da un vuelco inesperado a los carteles de la Feria de Abril

Morante abrió algunas dudas a su definitiva contratación en una entrevista radiofónica. La presentación del ciclo ya no puede tardar

el 15 feb 2015 / 11:25 h.

TAGS:

talavanteLa noticia corrió como la pólvora en la noche del sábado. Alejandro Talavante ha descartado su presencia en la Feria de Abril de Sevilla. La confección del ciclo vuelve a sufrir un nuevo parón mientras se acortan los plazos para poder presentar los carteles definitivos que ya, ni de lejos, podrán materializar la ansiada y cantada reconciliación con el extinto G-5, ese grupo de matadores -Morante, El Juli, Manzanares, Perera y Talavante- conjurados para no actuar en Sevilla bajo la contratación de la empresa Pagés. La alianza fue breve y se descompuso a la vez que los propios toreros comprobaban las distintas velocidades de sus carreras pero los últimos rescoldos confirmarían que el problema no se ha resuelto a pesar de la reanudación -algo es algo- del diálogo interrumpido. El diestro extremeño se lo confirmó al compañero Juan Ramón Romero, director de Carrusell Taurino de Canal Sur Radio en una entrevista concedida a pie de callejón en la plaza venezolana de Mérida: “No me puedo creer que otro año más y otra Feria más esté ausente de la Maestranza. Lo siento. Nos hemos sentado pero no hemos llegado a un acuerdo. Las circunstancias te hacen sentir mal. No estaré en Sevilla”. En cualquier caso, el torero se mostró dolido por la oferta recibida que, a su juicio, no estaba a la altura de sus propias expectativas: “Pido disculpas a la afición pero uno se siente maltratado y no tiene moral para hacer el paseíllo”. Algunas informaciones apuntan a que Valencia y Canorea habrían ofrecido una sola tarde al torero, que después de despedir a Curro Vázquez afronta la temporada 2015 bajo el paraguas protector de la flamante Fusión Internacional para la Tauromaquia que agrupa el potencial taurino de Simón Casas y José Cutiño apoyado en la fortaleza económica del multimillonario azteca Alberto Bailleres y su empresa Espectáculos Taurinos de México (EMTSA). La ausencia de Talavante -el flanco más débil de la extinta alianza de matadores- se sumaría a la segura incomparecencia de El Juli y Miguel Ángel Perera que, a la postre, se han convertido en el núcleo duro y más numantino del efímero y extinto G-5. Canorea y Valencia sí cuentan con todos los papeles de Manzanares -lo anunciaron inesperadamente en Nochebuena- y tendrían muy amarrada la contratación de Morante, al que ya se dibuja junto al alicantino en la lujosa tarde del Domingo de Resurrección para dar la alternativa al novillero local Lama de Góngora con los toros de Juan Pedro Domecq. Pero el propio diestro de La Puebla habría desvelado que aún habría algún fleco suelto afirmando que su contratación sólo estaría cerrada “al 50%”. Esperemos que la otra mitad no tarde mucho.

  • 1