Local

La ausencia de Zapatero y Rajoy deja el Congreso medio vacío

La mitad de los parlamentarios españoles no cumplieron ayer con su obligación laboral al no acudir a su puesto en el Congreso.

el 23 sep 2009 / 20:04 h.

TAGS:

Eran las nueve de la mañana y, como cada miércoles, el Congreso se disponía a celebrar la sesión de control al Gobierno. Pero ayer la ausencia del presidente -de gira en EEUU- invitó a la mitad de los diputados a olvidar su obligación de acudir al hemiciclo: el primero el líder de la oposición: Mariano Rajoy.

En plena crisis, en un contexto de malas noticias sobre la salida de España de la recesión y cuando el debate político está más enrarecido, la sesión de control al Gobierno de esta semana arrancó en un hemiciclo medio vacío.

En este escenario, y ante una pregunta de la portavoz popular, Soraya Sáenz de Santamaría, la vicepresidenta económica del Gobierno, Elena Salgado, aseguró que en España, a diferencia de Francia o Alemania, "la mayor parte del ajuste" del mercado laboral "se ha hecho". El paro es en la actualidad el principal problema que los españoles señalan en su lista de preocupaciones, pero ayer sólo 170 parlamentarios estaban presentes para escuchar la respuesta de Salgado.

Los primeros en ausentarse fueron José Luis Rodríguez Zapatero, que está en Estados Unidos para participar en la Cumbre del G-20, y el líder del PP, Mariano Rajoy, que, como no podía interpelar al jefe del Ejecutivo, tampoco se acercó al hemiciclo.

La portavoz popular dirigió su pregunta a Salgado ya que María Teresa Fernández de la Vega -su interlocutora habitual- aún no se ha incorporado tras haber sido intervenida de una oclusión intestinal. Ganas tenía la jefa de filas del grupo popular de pedir explicaciones por la "improvisación" con la que el Gobierno está llevando la crisis, una cuestión que quedó pendiente la semana pasada por la baja de la vicepresidenta. Sin embargo, el inusual rifirrafe entre Salgado y Santamaría no mereció el madrugón de los diputados. Tampoco siguieron ese primer debate los portavoces de CiU, PNV, ERC, aunque a esa hora sí se vio a los dos diputados de Coalición Canaria, al de IU, Gaspar Llamazares, y al de UPN, Carlos Salvador, pese a que ninguno de los dos últimos tenía pregunta en la sesión.

En el banco azul reservado al Ejecutivo sí estaban sentados siete de los ocho ministros que iban a ser interrogados. Sólo faltaba la titular de Sanidad y Política Social, Trinidad Jiménez, y no se esperaba, como es habitual, a ninguno que no tuviera que dar explicaciones a la oposición.

La culpa. Como era de esperar, los grupos se culparon mutuamente. José Blanco exculpó a Zapatero y atribuyó las ausencias al PP. Por su parte, Sáenz de Santamaría se quejó de que "muchos diputados" populares tuvieron que dejar para otro día sus preguntas porque los ministros estaban de viaje.

  • 1