sábado, 15 diciembre 2018
04:11
, última actualización
Feria de Abril

La austeridad impregna la primera Feria de Zoido

El Gobierno del PP se estrena sin recepciones oficiales y con el compromiso de un cumplimiento estricto de las ordenanzas municipales.

el 21 abr 2012 / 18:37 h.

Un grupo de mujeres coloca los farolillos en las calles del Real.

La primera Feria de Abril del nuevo gobierno de Juan Ignacio Zoido (PP) está irremediablemente marcada por la crisis económica y el mal estado de las arcas municipales, por eso el Consistorio diseñó lo que considera una semana de farolillos de lo más austera. El inicio de la ampliación del recinto ferial está anunciado para el próximo año, así que en 2012 las novedades se ciñen a medidas de ahorro o de subida de los ingresos (publicidad en los puentes, aumento de las tasas...). De hecho, en este escenario de recortes, la primera decisión del ejecutivo del PP ha sido la supresión de las recepciones oficiales en la caseta municipal.

El Ayuntamiento decidió suprimir las recepciones oficiales que ofrecía cada año en su caseta a distintos colectivos de la ciudad "como medida ante la crisis y como gesto de solidaridad con los sevillanos que lo están pasando mal debido a su situación económica". El propio alcalde de Sevilla, Juan Ignacio Zoido, lo explicó: "Hemos decidido suspenderlas en la caseta municipal y en el resto de casetas de empresas municipales, salvo las que Emasesa y Lipasam ofrecen a sus trabajadores jubilados, dados los ajustes que está haciendo el gobierno para pagar a los trabajadores, a los proveedores y para hacer viable el funcionamiento de los servicios municipales".

¿Y cuánto se ahorra con esta medida? El ahorro que supondrá para el Ayuntamiento la supresión de las recepciones en la caseta municipal será de 59.000 euros, según lo presupuestado para 2012, si bien en la Feria del año anterior se gastaron 90.000 euros.

Esta medida de ahorro provocó el apoyo del principal partido de la oposición, el PSOE, así como de IU, si bien la federación de izquierdas fue a más y reclamó también la supresión de las recepciones en las casetas de los distritos para destinar ese dinero al Banco de Alimentos.

Pero el Gobierno municipal rechazó la propuesta porque, según explicó el concejal de Participación Ciudadana y Coordinación de Distritos, Beltrán Pérez (PP), las invitaciones en las casetas de los distritos suponen un "coste cero" para las arcas públicas y, además, están dirigidas a colectivos sociales. Así, el PP sostiene que estas invitaciones no suponen desembolso alguno porque están incluidas en el canon que cada uno de los hosteleros abona por explotar la barra de la caseta.

El edil popular destacó que en años anteriores los gastos de las casetas de los distritos superaron los 50.000 euros, pero que este año todos los delegados están comprometidos con el principio de austeridad y, por tanto, no se va a exceder ese "coste cero", eliminándose incluso los tickets de invitación de los que disponían los ediles en las casetas de distrito.

¿Y cuáles son las cifras globales de la Feria? Se prevé que genere entre 600 y 650 millones de euros, algo menos que los 675 millones del año pasado. En cualquier caso, supone el 3,5% del Producto Interior Bruto de la ciudad. El gasto que hacen las instituciones públicas y privadas en los 300.000 metros cuadrados del Real y los 150.000 metros cuadrados de la Calle del Infierno asciende a 30 millones de euros. De los 600 millones de euros previstos, 130 millones serán gasto directo, mientras unos 400 millones serán ingresos inducidos que entran en la ciudad a través de los sectores de restauración, hostelería y sector textil. La portada, la fachada de la iglesia del Salvador, con 24.000 bombillas, tiene un coste de 500.540 euros.

Otra de las novedades, esta vez para ingresar fondos aprovechando la semana de fiesta, es la explotación publicitaria de los puentes de la ciudad. Hasta cuatro podrán lucir anuncios durante la semana de la Feria a razón de 2.000 euros al día.

El Ayuntamiento ha puesto en marcha un procedimiento negociado sin publicidad por el que se autoriza el aprovechamiento especial de las barandillas de los puentes de la dársena del Guadalquivir durante la Feria, para promociones específicas de la fiesta y de los productos que se consumen en ella.

Por ahora no hay casetas de Cruzcampo, la Guita, La Raza, Abades o Movistar, pero podrían existir en 2013. En las nuevas ordenanzas municipales se contempla la creación de casetas comerciales promovidas por establecimientos hosteleros y donde la gente "pueda ir a almorzar o a cenar libremente", según el delegado de Fiestas Mayores.

Además, el Consistorio ingresará este año más dinero por las tasas de la Feria, que suben entre un 7% y un 8%. Una caseta de un módulo pasó de pagar de 255 a 274 euros; la subida para las de dos módulos fue de 33 euros y para las de tres módulos, 53 euros.

Por otro lado, ya en 2009 el Ayuntamiento se hizo cargo del suministro eléctrico -en lugar de Sevillana Endesa- y aumentó en un 27% las tasas. Además, se aplicarán sanciones de entre 750 y 1.500 euros a quienes incumplan el máximo de potencia autorizado para cada caseta.

Pero también hay nuevos gastos. Otra de las novedades para esta edición es la implantación de visitas guiadas a turistas, que costarán al Consistorio 3.700 euros. Cuatro guías atenderán desde las 14.30 horas a grupos de 25 turistas que estén interesados y se apunten en el punto de información de la Portada para explicarles las características del festejo y realizar un recorrido que finalizará en la caseta de Fiestas Mayores, donde se les ofrecerá una copa.

En cuanto a las nuevas tecnologías, este año el Ayuntamiento eligió a la aplicación que el año pasado lanzó la firma S.Dos como aplicación oficial de la Feria. Disponible ya de forma gratuita para dispositivos con Android y próximamente para iPhones y iPads, permite localizar al usuario en el recinto ferial, encontrar dónde se ubica una caseta determinada, la situación de los servicios públicos o aspectos meteorológicos.

La potenciación de la tarjeta Fidelio o la instauración de un servicio de herraje y reparación de guarnicionería son otros estrenos del Real 2012. Sobre la petición del Club de Enganches para que no haya turnos de acceso para los carruajes -ahora entra la mitad cada día- el Ayuntamiento estudia la posibilidad de eliminar la restricción, pero no este año.

Otra de las novedades de esta Feria viene de la mano de las normas de tráfico. El plan especial acepta la petición elevada por los taxistas para que el operativo se lleve a cabo de manera permanente, no por tramos horarios. Estará en vigor desde las 18.00 horas del lunes del pescaíto hasta las 0.00 horas del lunes posterior.

  • 1