Economía

«La autocaravana genera riqueza en el municipio al que se acerca»

El gerente de Autocaravanas Hidalgo asegura que Andalucía es un buen lugar para el desarrollo de su actividad, aunque cree que la Administración no apoya este tipo de turismo pese a absorber cuota de mercado que los hoteles ‘sueltan' por la crisis

el 11 dic 2010 / 20:17 h.

José Hidalgo en el interior de una de las autocaravanas que comercializa su empresa en Alcalá de Guadaíra.

-¿La crisis anima a la gente a irse de vacaciones en caravana?

-Hay que distinguir dos productos: la caravana y la autocaravana. La crisis ha afectado a las dos. En el primer caso, las ventas han descendido en torno al 30% respecto a 2007, el año antes de la crisis, porque hay que tener en cuenta que este producto está destinado a un público con un poder adquisitivo medio, que es el que más sufre sus consecuencias. En el segundo caso, han caído lo mismo o más, pero su potencial es mayor, porque cada vez son más los que se interesan por las posibilidades de este producto. El problema está en que si bien la caravana cuesta entre 15.000 y 20.000 euros, el precio de la autocaravana está entre 50.000 y 150.000 euros.

-¿Cómo salva una empresa como la suya unas caídas de esta envergadura?

-Cada vez se prestan más servicios al consumidor y se desarrollan otros productos como el mobil home. Hay otras ramas del negocio que se mantienen, como el alquiler, a pesar de la crisis. Lo que pasa es que es una actividad muy estacional, que se centra en los meses de julio y agosto, en Semana Santa y los puentes. Hay que tener en cuenta que, para alcanzar el punto muerto de rentabilidad de una autocaravana, es necesario que sea alquilada 120 días. En esas fechas se arriendan todas, pero el resto del año el negocio decae.

-¿Es en Andalucía más difícil desarrollar el negocio?

-Estamos al mismo nivel que el resto de las regiones, lo que sucede es que la administración no apoya al sector. Se tiene que dar cuenta de que el camping y el caravaning tienen capacidad para acoger una cuota de mercado que han soltado los hoteles por el tema de la crisis, y que pueden beneficiar económicamente a la comunidad. Hay un potencial muy fuerte de clientes procedentes de Europa que quieren pasar el otoño en Andalucía por las bondades climatológicas, pero que no encuentran lugares idóneos para pernoctar ni estaciones de servicio.

-¿Cuál es el principal problema en este sentido?

-Que no hay una normativa desarrollada por las comunidades autónomas, por lo que queda en manos de los ayuntamientos, que muchas veces invitan a los que utilizan autocaravanas a marcharse de los sitios donde estacionan. Eso no pasa en otros países europeos, donde hay estaciones de servicio y donde pernoctar a cada momento para beneficiar esta forma de hacer turismo. Hay que entender que la autocaravana crea riqueza en todo municipio al que se acerca. Hace poco hubo una concentración de 150 en Ronda (Málaga) y se generaron 35.000 euros de beneficio en la localidad.

-¿Cómo ha afectado la crisis al sector?

-Donde más se ha notado es entre los fabricantes. Antes había cinco en España y ahora sólo quedan dos. Ése es un gran problema para nosotros, porque casi todos los vehículos proceden de otros países, sobre todo de Alemania, aunque también de Francia e Italia. Además, las empresas como la nuestra necesitan mucho espacio, lo que dificulta la ubicación, ya que soportar económicamente una gran superficie de suelo industrial es difícil.

-Pero ha inaugurado recientemente instalaciones nuevas...

-Tenemos 55.000 metros cuadrados y no hay unas instalaciones como éstas en Andalucía. El cliente cada vez requiere más servicios y hay que dárselos. Nosotros le ofrecemos accesorios y también parking, ya que las autocaravanas no pueden estacionarse en la vía pública por el riesgo a que sean robadas. También pueden quedarse a pernoctar los viajeros que estén en tránsito. La autocaravana debe desarrollarse como el yate del asfalto.

-¿Cuál es su perfil de cliente?

-El 40% procede de Sevilla y la mayoría del porcentaje restante, de las otras provincias andaluzas y de Extremadura. También tenemos clientes puntuales en Asturias, Madrid o Cataluña, que se interesan por nuestras ofertas a través de internet.

-¿Hay muchas empresas como la suya en Andalucía?

-En Aseicar [Asociación Española de Comercio del Caravaning] hay 140 empresas dadas de alta, de las que 75 son catalanas y sólo hay 12 andaluzas. Se venden unas 22.000 autocaravanas anuales en Francia y 19.000 en Alemania, mientras que en España, en 2009, no se alcanzaron ni las 2.000, lo que significa que estamos muy por debajo del mercado europeo y de la afición que allí se desarrolla.

-¿Cree que subirá el negocio después de la crisis?

-Esperemos que sí, sobre todo en Andalucía, porque es una zona magnífica para que el sector se desarrolle. Además, está muy cerca de Marruecos, un país muy asequible para recorrer en autocaravana. Y desde Sevilla se puede salir también a Europa.

-¿Está teniendo problemas en cuestiones como los impagos?

-El índice de morosidad en el sector es tendente a cero y esto se debe a los clientes. Suelen ser matrimonios que ya han pagado su hipoteca y que no tienen cargas porque sus hijos son mayores, ambos con trabajo consolidado, y no tienen problemas para afrontar la compra. En cuanto a la financiación, hay entidades que ni tocan este sector, pero para otras es su producto estrella.

El perfil.

José Hidalgo estudió hasta segundo de Derecho, aunque después decidió desarrollarse profesionalmente en un sector vinculado de manera directa con una de sus pasiones: el camping y el caravaning. Comenzó como profesor en una escuela de conductores en Autoescuelas Hidalgo. "Desde pequeño he estado relacionado muy de cerca con este sector y, por distintas circunstancias, pusimos en marcha la empresa en 1995; desde entonces el crecimiento de la firma ha sido notable", reconoce. Actualmente es vocal por Andalucía de Aseicar (Asociación Española de Comercio del Caravaning). Además, el 2 de diciembre se creó la CECC (Confederación Española de Camping y Caravaning), con el fin de potenciar la imagen del sector e implicar a la Administración.

  • 1