domingo, 21 abril 2019
08:37
, última actualización
Cultura

La autopsia confirma que la muerte de Michael Jackson fue un homicidio

Michael Jackson, que ayer sábado hubiese cumplido 51 años, murió por una intoxicación aguda del anestésico propofol en circunstancias calificadas en la autopsia como "homicidio", confirmaron hoy las autoridades, que aún no han presentado cargos contra ningún sospechoso.

el 16 sep 2009 / 07:49 h.

Michael Jackson, que ayer sábado hubiese cumplido 51 años, murió por una intoxicación aguda del anestésico propofol en circunstancias calificadas en la autopsia como "homicidio", confirmaron las autoridades, que aún no han presentado cargos contra ningún sospechoso.

En una breve nota los responsables de las pruebas forenses hechas al "rey del pop" señalaron que una dosis excesiva de medicinas con una alta presencia de benzodiazepina, compuesto empleado para tratar el insomnio y la ansiedad, causó la muerte de Jackson el pasado 25 de junio. "Las drogas propofol y lorazepam resultaron ser las responsables principales de la muerte de Jackson. Otros medicamentos detectados fueron midazolam, diazepam, lidocaína, y efedrina", indica el informe forense que determinó que el caso se trataba de un "homicidio".

La versión oficial ratificó las noticias publicadas desde hacía semanas que incidían en una sobredosis de fármacos como desencadenante de la parada cardiorrespiratoria que puso fin a la vida del cantante. La denominación de homicidio implica que el artista murió a manos de otra persona, aunque no necesariamente quiere decir que se cometió un crimen intencionado, según los expertos. En esta ocasión, y dado el conocido hábito de Michael Jackson a consumir potentes calmantes, y sus problemas de salud, la investigación podría concluir sin inculpados.

Las pesquisas policiales continúan y la policía ha decidido mantener en secreto el contenido completo de la autopsia y las pruebas toxicológicas mientras siga abierto el caso que, hasta la fecha, ha tenido como principal protagonista al que fuera médico del "rey del pop", el cardiólogo Conrad Murray.

Este doctor admitió, según se filtró a la prensa la semana pasada, haber suministrado propofol y otros fármacos al cantante horas antes de su muerte con el fin de ayudarle a dormir. En declaraciones a la policía, Murray reconoció que Jackson utilizaba frecuentemente ese medicamento de estricto uso hospitalario para combatir su insomnio, e incluso decía que era su "leche" para conciliar el sueño. El doctor confesó que intentó retirarle el propofol de los fármacos que inyectaba al artista por miedo a que Jackson se convirtiera en un adicto. La noche antes del fallecimiento, el cantante no podía dormir y Murray le suministró valium, lorazepam y midazolam a intervalos, aunque sin conseguir el efecto deseado hasta que Jackson le insistió que le inyectara propofol, algo a lo que finalmente el médico accedió.

El testimonio del doctor recogido en unos documentos judiciales indicó que el "rey del pop" recibió 25 miligramos de esa sustancia, si bien expertos consultados por el diario "Los Angeles Times" aseguraron que esa dosis es insuficiente para producir la muerte.

En un vídeo emitido por Internet este mes, Murray, sin proclamar su inocencia, se mostró esperanzado en que "la verdad prevalecerá" con respecto al suceso.

Su nombre es el primero de una lista de cinco doctores que investiga el Departamento Estadounidense Antidroga (DEA), que analiza el historial médico de Jackson, y en la que también aparece el que fuera su dermatólogo durante años, Arnold Klein. Las autoridades han registrado farmacias en Las Vegas y Los Ángeles, así como inmuebles de Conrad Murray en varias ciudades, con relación a posibles irregularidades en la comercialización de fármacos con prescripción médica.

Día de homenajes Fans del cantante Michael Jackson, fallecido el pasado mes de junio, se dieron cita ayer en la céntrica plaza de la Constitución, en Málaga capital, para rendirle un homenaje cuando se cumplían 51 años de su nacimiento.

Este grupo de fans, que alcanzó el centenar, según informó a Europa Press la Policía Local, quiso rendirle un homenaje callejero como reconocimiento a sus 45 años de carrera musical, en los que se convirtió en "un artista que ha marcado época", tal y como señalaron los organizadores. Durante este acto, que comenzó a las 19.00 horas y terminó sobre las 20.30 horas, se hizo un 'flashmob', con una suelta de globos y música y bailes de los temas más conocidos del considerado 'rey del pop'.

De esta forma, subrayaron, "Málaga rinde homenaje a un artista que no sólo vendió 750 millones de copias en vida y marcó un antes y un después a la hora de concebir la música y el videoclip, sino que destacó por su compromiso con causas humanitarias, ayudando a hacer del mundo un lugar mejor".

Mientras, en Barcelona, un total de 697 fans de Michael Jackson vestidos de zombis marcaron un temporal récord Guiness de personas bailando simultáneamente la coreografía del emblemático vídeo-clip "Thriller" del Rey del Pop, que fue arrebatado horas después por los bailares de México.

Los seguidores del cantante, compositor y bailarín estadounidense de música se han congregado en un centro comercial barcelonés para interpretar la música del tema de Jackson, al estilo del vídeo que lo promocionó en 1982. Los participantes en el intento de Récord Guinnes han seguido un ensayo general y una sesión de vestuario y maquillaje previos, tras lo que, ataviados de zombis, han bailado conjuntamente el tema dirigidos por un coreógrafo.

La coreografía ha contado con bailarines de todas las edades, desde los 6 a los 40 años, y entre ellos destacaba un niño de 9 años "superfanático" que se ha desplazado con su familia desde El Vendrell (Tarragona) para la ocasión, ha explicado a EFE Marta Garijo, portavoz de la organización del evento.

Por último, un total de 12.937 mexicanos, de distintas edades, lograron un récord mundial de baile con la coreografía "Thiller", en tributo al "Rey del Pop" Michael Jackson, marca que deberá ser validada por el "World Record Guinnes". Los miles de bailarines se reunieron en la explanada del Monumento a la Revolución, en la zona centro de la capital mexicana, y el número de participantes en la coreografía fue comprobado por el notorio Alfonso Zermeño.

Javier Hidalgo, del Instituto de la Juventud del Distrito Federal, dijo que con esta cifra los mexicanos ganaron a otras sedes en el mundo donde se intentó imponer horas antes un récord, entre ellas Barcelona (España), que tuvo 697 participantes.

La coreografía en la capital mexicana fue seguida además por unos 50.000 espectadores que soportaron una intermitente lluvia, que no desanimó a los asistentes para lograr el récord Guinnes que será validado la próxima semana una vez que se verifique con vídeos y otras pruebas la celebración del evento.

Los participantes, encabezados por "Héctor", un conocido imitador de Michael Jackson, comenzaron a ensayar dos horas antes bajo la lluvia. La mayoría fue vestido con atuendos similares a los que su ídolo empleó en algunos de sus vídeo-clips. La pieza que bailaron fue "Thriller" y lo hicieron por espacio de 12 minutos, de acuerdo al requisito de la "World Record Guinnes". La iniciativa de México, denominada "Yo sí bailo Thriller" fue orquestada por la red social de Facebook, que en seis semanas organizó este evento.

Desde temprana hora un total 1.295 agentes policiales, 535 patrullas, una ambulancia, y un helicóptero del Distrito Federal, vigilaron las inmediaciones del Monumento a la Revolución para garantizar la seguridad de los asistentes, según informaron fuentes de la Secretaría local de Seguridad Pública.

Al conocer el resultado del número de bailarines reunidos en la explanada del Monumento a la Revolución, el público y los participantes lanzaron al unísono un grito de festejo "sí se pudo".

  • 1