Local

La autopsia confirma que la muerte fue por asfixia

La pareja inhaló altas dosis de monóxido de carbon.

el 18 ene 2010 / 20:14 h.

TAGS:

Los primeros resultados de la autopsia practicada a las dos personas halladas muertas en la urbanización Las Perdigueras han confirmado que habrían perdido la vida asfixiadas al inhalar monóxido de carbono.

Fuentes de la investigación explicaron que el informe forense muestra que los fallecimientos se produjeron debido a la mala combustión de un brasero de carbón que tenían encendido en dicho momento.

Como ya adelantó este periódico, los hechos se produjeron el día 16 cuando, en torno a las 21.20 horas, recibió una llamada que alertaba del suceso. Entonces, el servicio de emergencias 112 y varios agentes de la Guardia Civil de la localidad se trasladaron al lugar en cuestión, una vivienda situada en el interior de una parcela, en la calle Sorgo.

Allí certificaron el fallecimiento de las dos víctimas: J.P.G., un hombre de 56 años de edad, natural de Sevilla, y una mujer, G.S., de nacionalidad boliviana y residente en la barriada nazarena de Montequinto.

Al parecer, el suceso se produjo cuando dormían, ya que el brasero estaba situado en el interior de un dormitorio que, al estar cerrado por completo, se llenó de humo causando la muerte de las personas.

Fuentes del servicio municipal de emergencias explicaron que la voz de alarma la dio el hijo del fallecido, quien estuvo buscándolo hasta que logró localizarlo en Las Perdigueras.

El Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 1 del municipio se ha hecho cargo del caso, mientras que el equipo de Policía Judicial de la Guardia Civil de esta misma ciudad se está encargando de dirigir la investigación sobre el trágico suceso.

El monóxido de carbono es conocido como el asesino silencioso porque es incoloro, inodoro e insípido y se genera por culpa de una combustión incompleta del gas, originada por el mal estado del aparato calefactor o por estar en un lugar sin ventilación.

  • 1