Local

La avanzadilla ya está en camino

La primera de las hermandades rocieras de la capital ya está en camino. Sometido al antojadizo soplo de los vientos, el Giraldillo que corona la inconfundible carreta de plata ya señala hacia tierras marismeñas. El barrio del Tiro de Línea despidió ayer a su embajada romera. Para los 500 peregrinos de Sevilla Sur, la Virgen ya está más cerca

el 16 sep 2009 / 03:20 h.

TAGS:

La primera de las hermandades rocieras de la capital ya está en camino. Sometido al antojadizo soplo de los vientos, el Giraldillo que corona la inconfundible carreta de plata ya señala hacia tierras marismeñas. El barrio del Tiro de Línea despidió ayer a su embajada romera. Para los 500 peregrinos de Sevilla Sur, la Virgen ya está más cerca.

Desde bien temprano, el trajín y la animación en los alrededores de la parroquia de San Juan de Ávila denotaban que no era un martes normal en el calendario del barrio. Unas flores en el pelo, unas batas con volantes y unos sombreros de cintas verdirrojas rompían la rutina de la jornada laboral llenando de colorido la mañana en el Tiro de Línea.

Antes de emprender la marcha, en el interior de la parroquia es el cardenal de Sevilla quien dirige la palabra a los romeros. "¿Por qué la buscáis a Ella, si Ella ya os ha encontrado a vosotros?". Así comenzó su reflexión Carlos Amigo en un año muy especial para los peregrinos de Sevilla Sur por el reciente fallecimiento de su anterior hermano mayor, Fernando Fernández. Dos moñas negras, prendidas a los brazos de los candelabros delanteros de la carreta, se encargarán de pregonar su ausencia por los caminos.

Los primeros destellos de sol se regodean en la blanca plata de la carreta. Después de 20 años de trabajos, la obra faraónica de los Hermanos Delgado se ha visto culminada al completo con el estreno de los faldones. En su recorrido por las calles del barrio, el Simpecado recibe múltiples muestras de fervor y cariño populares, especialmente de las gentes que se quedan. La crisis ha dejado en tierra a muchos romeros, como atestigua el alcalde de carreta, Javier Ruiz.

El portavoz del Partido Popular en el Ayuntamiento, Juan Ignacio Zoido, se acercó a despedir a la comitiva, entre la que se integró por unas horas, ataviada con un traje de flamenca y con una vara en la mano, la delegada de Fiestas Mayores, Rosamar Prieto-Castro. Antes de abandonar la urbe, la carreta se detiene como es costumbre en el cuartel de la Guardia Civil de Eritaña. En su interior, los niños de una guardería cercana aguardan la llegada de la carreta jugando a ser romeros. Ellos con traje de corto y sombrero de ala ancha y ellas con sus batitas rocieras y las varas de peregrinas rematadas con un ramillete de romero. No faltan los cantes infantiles. Y hasta han preparado una reproducción en miniatura del Simpecado que muestra orgulloso la silueta de la obra más emblemática de Aníbal González para la exposición del 29.

La Benemérita despide con una Salve la carreta. Sevilla Sur se adentra en los caminos.

  • 1