jueves, 25 abril 2019
23:17
, última actualización
Veraneando

La aventura de la Mar del Sur

El Museo Provincial de Huelva alberga ‘Pacífico. España y la aventura de la Mar del Sur’ conmemorando el descubrimiento del nuevo océano.

el 23 jul 2014 / 09:30 h.

TAGS:

Exposición Huelva - Mónica Bautista La exposición contiene un centenar de copias facsimilares de los archivos estatales. / Mónica Bautista Era septiembre de 1513 cuando Vasco Núñez de Balboa divisó un nuevo océano para el mundo europeo. Y desde aquella cima del istmo panameño, fue él quien lo bautizó la Mar del Sur. Esta hazaña indiscutible confirmó lo que ya era algo más que una intuición: un nuevo océano se extendía entre las tierras americanas recién descubiertas y los confines de Asia. Comenzó entonces un proceso histórico apasionante por el que, en menos de cien años, españoles de mar y tierra convirtieron el mayor vacío cartográfico del planeta en un concepto geográfico definible. Un espacio redefinido por los navíos que lo surcan, estelas que unirán tres continentes y cambiaron para siempre la faz de la Tierra. Nuevas oportunidades para el comercio, la palabra y las ideas que, recorriendo los caminos oceánicos, propiciaron la interacción de pueblos y culturas. El Pacífico. España y la aventura de la Mar del Sur difunde el riquísimo fondo documental sobre el Océano Pacífico contenido en los archivos estatales españoles. Una iniciativa cultural que además tiene la peculiaridad de haber sido diseñada con un doble montaje para ser expuesta en dos ciudades de forma simultánea. Esta exposición, comisariada por Antonio Fernández Torres y Antonio Sánchez de Mora, ha sido organizada conjuntamente por el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte, a través del Archivo General de Indias en Sevilla, Acción Cultural Española (AC/E), y la Junta de Andalucía para conmemorar esa fecha en la que Vasco Núñez de Balboa divisó el nuevo océano. El Museo Provincial de Huelva la alberga desde el pasado 30 de abril y en principio tenía como límite el 29 de junio, pero se ha prolongado hasta finalizar esta semana. Patrimonio. La muestra se centra en el descubrimiento y la exploración del Océano Pacífico, con un centenar de copias facsimilares de documentos de los archivos estatales españoles, escenografías y audiovisuales. Su recorrido, dividido en seis bloques, invita al visitante a un viaje extraordinario por la transformación de aquel océano desconocido para el hombre en una vía de comunicación para los pueblos. Esta exposición abre sus puertas con el objetivo de divulgar el patrimonio documental del Pacífico hispano. De hecho, son muchos los documentos custodiados en el Archivo General de Indias en Sevilla y otros centros de renombre que hoy se exhiben para que su contenido sea leído en voz alta como una de las grandes aportaciones de un pueblo a la Historia Universal. Un pueblo que hoy son mil, que un día crecieron unidos por finos caminos en el Océano, y que hoy comparten la brillante estela de un pasado y una cultura comunes. Recorrido. Los primeros ámbitos de la exposición, Un mundo incompleto y América, el continente inesperado, introducen al visitante en el desconectado mundo del siglo XV, la competición entre Portugal y Castilla por alcanzar las indias y el inesperado descubrimiento de América. En estos ámbitos de introducción y contextualización se muestra una reproducción del Tratado de Tordesillas, acuerdo internacional entre Portugal y Castilla que fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 1995. Además se puede disfrutar de varias estancias en las que se muestra desde la exploración del Océano Pacífico, hasta los nuevos confines, pasando por la transformación del nuevo descubrimiento. Lo que comenzó siendo una estela, al poco se transformó en camino, en puente entre continentes. Exposición simultánea. Pacífico, España y la aventura de la Mar del Sur tiene la peculiaridad de haber sido diseñada con un doble montaje, para ser expuesta en dos ciudades de forma simultánea. Tras un avance en Trujillo (España), las primeras sedes fueron el Archivo General de Indias (Sevilla) y el Museo Nacional de Filipinas  (Manila). El relevo lo tomaron en abril el Museo Provincial de Huelva y el Archivo de Bogotá, hermanando a ambas ciudades y países en un evento cultural, un nuevo puente de comunicación e intercambio entre los pueblos de Asia, América, Oceanía y Europa  unidos por un pasado y un presente comunes. Esta singularidad ha sido potenciada por una propuesta de actividades que, facilitadas por las nuevas tecnologías, han posibilitado acercar la iniciativa a colectivos que interesados, sobre todo el público escolar.

  • 1