Economía

La ayuda de 426 euros será sólo para los desempleados inscritos antes de diciembre

El Consejo de Ministros aprueba la nueva prestación para los parados de larga duración y con cargas familiares.

el 20 dic 2014 / 11:30 h.

TAGS:

paradosLos parados de larga duración con responsabilidades familiares que han agotado ya todas las protecciones y que quieran solicitar la nueva ayuda de 426 euros deberán haber estado inscritos en el paro antes del 1 de diciembre de 2014. La ministra de Empleo y Seguridad Social, Fátima Báñez, concretó ayer que «estos beneficiarios tienen que haber estado inscritos como demandantes de empleo para entrar en este programa antes del 1 diciembre de 2014 y haber estado inscritos en el desempleo en los doce últimos meses de los 18 previstos desde la solicitud». Báñez se explicó así tras la aprobación del Gobierno del Real Decreto que contiene esta ayuda. Detalló que la nueva prestación extraordinaria sólo va dirigida a un colectivo de parados específico que no tengan ninguna aportación económica ni por parte de las comunidades ni de los ayuntamientos, a la vez que tengan a cargo responsabilidades familiares. Además, la ministra recordó que su nivel de renta no debe superar al 75 por ciento del Indicador Público de Rentas Múltiples e incidió en que tienen la «obligación» de aceptar cualquier oferta o formación que reciban mientras se estén beneficiando de la ayuda. «Es un programa de corresponsabilidad y los beneficiarios deben comprometerse a buscar activamente empleo y a la vez tienen derecho de una atención personalizada», apuntó. Fátima Báñez comentó que la ayuda será compatible con un salario proveniente del sector privado y «en ningún caso con de la administración pública». El programa permite compatibilizar hasta cinco meses la percepción de esa ayuda de acompañamiento con el trabajo por cuenta ajena. Las bonificaciones para la contratación son compatibles con este programa, siempre que el límite de rebaja, incluyendo la cuantía de la ayuda económica asociada, no supere el 80 por ciento del coste salarial del beneficiario contratado. La titular de Empleo insistió en que los beneficiarios potenciales estarán en la horquilla de entre 400.000 y 450.000 personas. El coste estimado de esta medida rondará los 1.000 o 1.200 millones de euros. La medida supondrá subir el índice de cobertura por desempleo a mediados de 2015 entre siete y ocho puntos. Supondría pasar del 57 por ciento actual al 64. La ministra recalcó que no es una subvención. Sí un Plan Extraordinario de Activación para el Empleo, que es novedoso. Por primera vez hay un tratamiento individualizado y un itinerario personal de inserción del trabajador, con un orientador y tutor que acompañará al desempleado hasta que encuentre un puesto en el mercado laboral.

  • 1