Local

La ayuda estatal y la caída de la deuda elevan la inversión local pese a la crisis

Al Ayuntamiento le salen las cuentas pese a la crisis y a su ajustado presupuesto. Prevé aumentar sus ingresos propios un 7,63%, se consigue elevar el nivel de inversiones en casi un 17% -sin incluir el plan 8.000- y se incrementan los gastos de personal y corrientes. La fórmula: el aumento de transferencias estatales y la caída de la deuda.

el 15 sep 2009 / 23:33 h.

TAGS:

Al Ayuntamiento le salen las cuentas pese a la crisis y a su ajustado presupuesto. Prevé aumentar sus ingresos propios un 7,63%, se consigue elevar el nivel de inversiones en casi un 17% -sin incluir el plan 8.000- y se incrementan los gastos de personal y corrientes. La fórmula: el aumento de transferencias estatales y la caída de la deuda.

Los presupuestos municipales de 2009 se enmarcan en un complejo escenario: la crisis amenaza con provocar un descenso de los ingresos propios, había que incluir los 140 millones de euros procedentes de los planes extraordinarios de inversiones y era la primera vez que Emasesa se quedaba fuera de las cuentas debido a su carácter metropolitano. Las cuentas han tardado en salir -se presentan en marzo-, pero pese a lo previsto no cae la inversión -hecho que no ocurría desde 2006- y no hay grandes recortes en los gastos. En total, las cuentas ascienden a 1.312 millones de euros -1.485 si se le suma Emasesa, lo que permitiría compararlo con el año pasado y supondría un aumento del 7%-.

El Ayuntamiento ha incorporado a las cuentas los 140 millones de los planes extraordinarios de inversiones de la Junta y el Estado. Al margen de esta cifra, la inversión sube en torno a un 17% -siempre incluyendo en la comparación a Emasesa-. Llega a los 199 millones de euros, 40 de ellos de la empresa de aguas. Hay dinero, según explicó ayer la delegada de Hacienda para ejecutar proyectos como la Casa de la Mujer, el Centro Tecnológico, el Paseo Juan Carlos I, el II Plan de Barrios, la Avenida de la Raza y el plan integral contra la prostitución.

El Ayuntamiento alcanza esta cifra por tres vías. En primer lugar, un aumento de 32 millones en las transferencias corrientes del Estado -un dinero no finalista que va al margen del plan 8.000- de forma que éstas alcanzan los 313 millones de euros, un 35,5% del total. En segundo lugar, el ahorro producido por el descenso del nivel de endeudamiento. En 2007, el nivel de endeudamiento se situó a sólo tres puntos del límite del 110% permitido por la ley. Ha bajado al 88%, un índice que pese a esto oculta una cantidad de 414 millones de euros. Se han renegociado los créditos -una operación permitió unificarlos, rebajar los intereses y ampliarlos a largo plazo?y no se piden nuevos préstamos bancarios. El efecto queda reflejado en el capítulo de gastos: de 23,9 millones de euros que se destinaron a intereses en 2008, se pasa a 9,9 millones en 2009. Al pasarlo a largo plazo, se pasa de abonar 41 millones el pasado ejercicio a sólo 24 en este año. En total, 31 millones de euros, que se incorporan al capítulo de inversiones.

Hay un tercer factor en las cuentas de ingresos del Ayuntamiento. La creación de la Agencia Tributaria se enmarca en un proceso de aumento del seguimiento de todos los impagos de multas y tributos. Pese a la crisis económica - y a que se han suprimido partidas como la planteada por la recarga en el IBI a los pisos vacíos- se prevé recaudar 26 millones más por tasas e impuestos -una cifra que se eleva a 33 millones si se incluye la recaudación de las empresas municipales-. El IBI, el IAE o el sello del coche darán más dinero al Consistorio en 2009 que en el pasado ejercicio. En este apartado aparece el único aspecto en el que el Consistorio nota la crisis económica: los ingresos por los impuestos indirectos -el más importante es el Impuesto de Construcciones y Obras, el ICIO- caen por primera vez. Está previsto que se reduzca la recaudación por este tributo en un 15% -de 36 millones a 31 millones de euros-.

El Ayuntamiento sí ha querido demostrar en el capítulo de gastos la situación de crisis económica. Lo ha hecho introduciendo una serie de reformas en el gasto corriente que tienen un carácter más bien simbólico: baja un 0,17% el gasto en protocolo; se reduce en en 44.000 euros el dinero destinado a publicidad y propaganda y las dietas de los cargos electos se recortan en 54.000 euros -un 32%-. Todo esto sumado a la congelación de salarios y de las partidas de los grupos municipales. Pese a esto, en el cómputo global, el gasto corriente no baja. Todo lo contrario, sube un 12% -un crecimiento mayor al del ejercicio anterior-, al igual que el dinero destinado a personal, que se incrementa en un 5,39%.

La propia Nieves Hernández argumentó este aumento: "Hemos mejorado el acuerdo plenario con algunos recortes, pero no ibamos a rebajar los servicios esenciales para la población. Hemos duplicado el dinero para ayudas a discapacitados y hemos subido un 49% las partidas para la promoción del empleo". Según las cuentas de la Delegación de Hacienda, el 63% del presupuesto es para programas sociales, 150 millones de euros más que en el ejercicio anterior, una cifra que sale de sumar conceptos como Cultura, Sanidad o Seguridad. Para el Gobierno local, este cómputo es el máximo exponente de que las cuentas han tenido la crisis como su prioridad, pese a que ésta no haya mermado los presupuestos.

  • 1