Local

La banca aumenta un 22% la comisión por mantener la cuenta

El coste de la tarjeta de débito se eleva un 17% en 2011 mientras que la de crédito sube tres euros.

el 03 ene 2012 / 20:50 h.

TAGS:

Las entidades financieras españolas intentaron arañar durante el pasado año más de sus clientes a través de las comisiones. Así, la banca elevó un 22% lo que cobra a los usuarios por el mantenimiento de cuentas corrientes y de ahorro, y subió un 17% las comisiones por el uso de tarjetas de débito en 2011, según datos del Banco de España, que recogen además que en el caso de las de crédito la subida fue algo superior a los tres euros.

Concretamente, las comisiones por mantenimiento y administración de cuentas de ahorro se elevaron a 26,70 euros de media, frente a los 21,73 euros correspondientes a diciembre de 2010, lo que supone un aumento del 22,27%. Las comisiones por estos conceptos en el caso de las cuentas corrientes se establecieron en diciembre en 27,34 euros, lo que supone un incremento de 5,2 euros respecto al cierre de 2010 (22,8%).

En cuanto al dinero de plástico, la comisión anual por tener una tarjeta de débito se elevó a 20,25 euros, mientras que a finales de 2010 el coste medio era de 17,30 euros (17%).

En el caso de las tarjetas de crédito, la comisión media hasta el 31 de diciembre de 2011 se estableció en 37,71 euros, lo que supone un incremento de 3,32 euros el año (9,6%).

La banca encara de esta manera un 2012 que se presenta difícil, ya que confluyen un entorno macroeconómico complicado, en el que se vislumbra otra recesión, y un escenario en el que se ha reducido significativamente el negocio bancario, según coinciden banqueros y expertos.

La información directa sobre comisiones proviene de los folletos remitidos al Banco de España y se refiere a los importes máximos y no necesariamente a los que se aplican a cada operación, ya que en el mercado existen múltiples ofertas a la clientela que contemplan tarifas por debajo de los máximos que son declarados.

Fitch amenaza de nuevo. Por su parte, la agencia Fitch advirtió ayer de la posibilidad de que se produzcan nuevas rebajas en la calificación de las principales entidades financieras de España. La agencia mantiene actualmente en revisión para una posible rebaja la calificación de cuatro de los cinco mayores bancos españoles (Santander, BBVA, La Caixa y Popular), como reflejo de la situación que atraviesa la deuda soberana del país.

"Una mayor intensificación de la crisis de la Eurozona, un deteriorado entorno macro dentro de España, una creciente volatilidad en los mercados y la aversión al riesgo podrían afectar negativamente a los perfiles crediticios de los bancos", aseguró la directora gerente del grupo de instituciones financieras de Fitch, María José Lockerbie. Al mismo tiempo, añadió que el elevado paro y los problemas del sector inmobiliario continuarán limitando el negocio de la banca, así como erosionando sus activos.

En concreto, señaló que sigue habiendo diferencias entre las entidades en lo que se refiere a su solvencia crediticia. Así, apuntó que mientras los bancos "puramente nacionales" se enfrentan a "desafíos significativos", la diversificación geográfica de entidades internacionales como Santander o BBVA les permite compensar los resultados en España.

  • 1