Local

La banda de música se muda a su nueva sede

La banda de música de Mairena del Alcor y el aula de música que gestiona dicho colectivo acaban de trasladar sus actividades al nuevo centro cívico de la calle Santa Ana, junto al campo de fútbol, coincidiendo con el final de las clases.

el 15 sep 2009 / 08:45 h.

TAGS:

La banda de música de Mairena del Alcor y el aula de música que gestiona dicho colectivo acaban de trasladar sus actividades al nuevo centro cívico de la calle Santa Ana, junto al campo de fútbol, coincidiendo con el final de las clases.

El edificio, ya terminado, inició sus obras en 2003, y cuenta con gran disponibilidad de espacio para albergar su programa y para poder ensayar su amplio repertorio. Ocupa una superficie de 610 metros cuadrados distribuidos en dos plantas levantadas sobre un solar de 720, completado con espacios exteriores de jardines.

De aspecto diáfano, dispone de un total de seis pequeñas aulas para el estudio de otras tantas especialidades instrumentales. De igual modo, posee varios despachos, sala de reuniones, archivo y sector de atención al público, ya que el edificio incorporará también programas desarrollados por los vecinos. Con todo, el espacio más llamativo es su amplio salón de actos para los ensayos generales de la banda (cuyo número de miembros se aproxima al centenar), entre otros eventos.

Tras las vacaciones, los aproximadamente 100 alumnos de promedio anual del aula de música recibirán en la nueva sede (aún pendiente de inauguración) las especialidades que este centro dirigido por el maestro Javier Alonso Vaquero oferta. Se incluyen, además del solfeo, otras tres: viento-madera, viento-metal y percusión.

Hecho por fases, la Consejería de Gobernación adjudicó inicialmente la obra 222.600 euros, y a partir de 2004, la Diputación de Sevilla aportó otros 572.000 para el segundo tramo de los trabajos. Las arcas municipales completaron estas partidas con aportaciones propias, además de su implicación directa en los trabajos junto a la constructora, Famacons.

Una modificación de última hora imposibilitará que el salón de actos, que inicialmente iba a quedar integrado en una de sus opciones de funcionamiento en el patio con desnivel que lo circunda para formar un auditorio, cumpla este cometido. Las dificultades para cambiar la posición del entarimado que próximamente se instalará para que toquen los músicos, hacen inviable esta opción, que se barajó en su día.

  • 1