miércoles, 12 diciembre 2018
23:49
, última actualización
Local

La barcaza volverá

Consistorios, arroceros y barqueros estudian la conexión de las márgenes del Guadalquivir

el 27 feb 2015 / 22:22 h.

TAGS:

Los alcaldes de Los Palacios, Juan Manuel Valle, e Isla Mayor, Ángel García Espuny, durante la reunión con arroceros, hosteleros y barqueros. Los alcaldes de Los Palacios, Juan Manuel Valle, e Isla Mayor, Ángel García Espuny, durante la reunión con arroceros, hosteleros y barqueros. La barcaza de Isla Mayor está a punto de zarpar de nuevo por la margen del Guadalquivir. Después de más de una década sin navegar, los ayuntamientos de Isla Mayor y Los Palacios y Villafranca, unidos con restauradores, la Federación Sevillana de Arroceros y los barqueros han empezado a trabajar para recuperar una estampa que hoy es un atractivo en municipios vecinos como Coria del Río. El desembarco de la barcaza va más allá de ser un símbolo del Guadalquivir. Los implicados creen que recuperando la conexión entre las dos márgenes del río por el Brazo Este no sólo mejorará la movilidad de los vecinos, sino que será un reclamo turístico y un impulso para la productividad de la zona, así como de provincias como Cádiz y Huelva. El incremento de las visitas a los escenarios de la premiada Isla Mínima, de Alberto Rodríguez, ha sido uno de los motores para acelerar las conversaciones entre la administración pública, la actividad privada y las asociaciones. La idea de recuperar la barcaza viene gestándose desde hace tiempo con la intención de volver a estrechar lazos con municipios del Bajo Guadalquivir, como Los Palacios, Lebrija o Las Cabeza de San Juan, de quienes distan pocos kilómetros a pesar de que el río se interpone en sus conexiones, según el alcalde de Isla Mayor, Ángel García Espuny. Mientras que ahora desde el municipio aljarafeño a Los Palacios el tiempo medio del trayecto es de hora y media, con la barcaza se evitaría tener que dar la vuelta por Sevilla hasta el punto de acortar el viaje a solo 30 minutos. Sacar a flote de nuevo la barcaza requeriría de una inversión inicial que oscilaría entre los 30.000 y 40.000 euros, según Espuny. El montante se utilizaría principalmente para reparar las rampas de acceso al río, que se resienten más en la margen izquierda. Además, también se precisaría el arreglo de los caminos para acceder a la embarcación, «que todavía presentan la señalización antigua y oxidada», explica el regidor isleño. Tras las conversaciones mantenidas, los barqueros de Coria serán los que se hagan cargo del transporte. Los empresarios cuentan con los recursos necesarios para poner en marcha el servicio que constaría de una barcaza en la que cabría más de una veintena de turismos o tres autobuses o, incluso, dos trailers, lo que no solo permitiría su uso turístico, sino también el comercial. Pese al interés generado por recuperar este servicio, los barqueros van a realizar un estudio para valorar cuánto puede costar la puesta en marcha del cruce sin que tenga un coste para las administraciones. A la espera de los resultados de este informe y de conocer la incidencia real del servicio, Espuny estima que el uso será de aproximadamente de 5 euros por viajero y vehículo. Las 36.000 hectáreas de arrozales entre Isla Mayor e Isla Menor dan pie a una riqueza paisajística y ambiental, y cómo no gastronómica, que según el alcalde de Los Palacios y Villafranca, Juan Manuel Valle, es de gran interés para el turismo británico. Sobre todo después de los esfuerzos realizados por las administraciones públicas para crear dos rutas que se aprovechan de este enclave natural como son la que recorre las localizaciones de Isla Mínima –promovida por Prodetur y Andalucía Film Comission– o la Ruta del Arroz, impulsada por la Consejería de Turismo. Pese a que estas dos propuestas transcurren por las dos márgenes del río, por el momento, el Guadalquivir supone una barrera para acceder fácilmente a un lado y otro, por lo que la barcaza sería un recurso «muy valioso» para el sector turístico. Dentro de una semana aproximadamente se celebrará una segunda reunión entre los alcaldes de los municipios afectados, entre los que también se espera al de La Puebla del Río, así como el sector arrocero y los restauradores isleños para terminar de perfilar las actuaciones a seguir para recuperar el servicio. Además, tanto los consistorios como la iniciativa privada espera que la Junta de Andalucía y la Diputación apoyen este proyecto que no solo es sinónimo de desarrollo económico, sino también de sostenibilidad.

  • 1