La base de Morón afronta un nuevo despido colectivo tras el ERE de 2010

Un portal de la administración estadounidense publica una lista con 144 empleados cuyos puestos desaparecerían en el siguiente contrato

el 27 mar 2013 / 12:47 h.

La base aérea de Morón de la Frontera (Sevilla), ubicada no  obstante en el término municipal de Arahal y cuyo uso comparten las  fuerzas aéreas de España y Estados Unidos, afronta actualmente otro  nuevo despido colectivo sobre sus servicios civiles y de  mantenimiento tras el polémico expediente de regulación de empleo  (ERE) promovido a finales de 2010 y saldado finalmente con la  extinción de 119 puestos de empleo. La plantilla, formada por más de  450 trabajadores, ha comenzado a celebrar cada viernes una  concentración en los accesos del aeródromo militar y ha emprendido ya  diversas gestiones para combatir la nueva amenaza laboral. Haciendo memoria, cabe recordar que después de que las Fuerzas  Aéreas de Estados Unidos adjudicasen a 'Vinnell-Brown ant Root Spain'  (VBR) la gestión de los servicios civiles y de mantenimiento de estas  instalaciones militares, esta empresa estadounidense emprendió en  2010 un expediente de regulación de empleo "por causas organizativas"  para extinguir 286 de los 594 puestos de empleo sujetos entonces a  los servicios de mantenimiento. Aunque finalmente la compañía y el  comité de empresa acordaron reducir a 150 el número de despidos, la  destrucción de puestos de trabajo quedó después rebajada a 119  personas al ser descubierto que 31 de los trabajadores afectados por  el ERE habían causado ya baja en la empresa, extremo que por cierto  investiga el Juzgado de Instrucción número 15 de Sevilla. LAS VICISITUDES DEL ERE Este expediente de regulación de empleo en cuestión fue anulado  por el Juzgado de lo Contencioso Administrativo número tres de  Sevilla como consecuencia de las acciones judiciales de dos de las  trabajadoras afectadas por el procedimiento. No obstante, el Tribunal  Superior de Justicia de Andalucía (TSJA), posteriormente, revocó la  sentencia anulatoria de esta instancia judicial y devolvió la validez  al expediente de regulación de empleo. Ahora, la señal de alarma ha vuelto a sonar en la plantilla de los  servicios civiles de la base a cuenta de una publicación colgada en  el portal digital www.fbo.gov, una suerte de perfil del contratante  de la administración estadounidense. Y es que, según el comité de  empresa de la base de Morón de la Frontera, en esta página web fue  publicada eventualmente una relación de 144 empleados de estas  instalaciones, con nombres y apellidos, cuyos puestos de trabajo  serían susceptibles de desaparecer en el nuevo contrato de  explotación que, a finales de 2014, habrá de licitar y adjudicar la  Fuerza Aérea de Estados Unidos la gestión de estos servicios de  mantenimiento. TEMOR EN LA PLANTILLA Javier Domínguez, presidente del comité de empresa de los  servicios civiles de la base de Morón, ha manifestado a tal efecto,  en declaraciones a Europa Press, que lo más lógico es conectar este  hecho con la decisión de la Fuerza Aérea estadounidense de  "continuar" con los despidos incluidos en el ERE de 2010 y acercarse,  así, al número de despidos inicialmente planteados, que como se ha  informado eran 286. Domínguez señala que la directiva de 'VBR', como  gestora de las instalaciones, alega desconocer detalles de esta nueva  reestructuración laboral, pero estas explicaciones no satisfacen a la  plantilla. "Si es un error, que lo digan claramente y por escrito.  Mientras no se diga lo contrario, pensamos que esta reestructuración  sigue hacia adelante", dice Domínguez. Así las cosas, la plantilla ha comenzado a celebrar  concentraciones cada viernes por la mañana a las puertas de la base  aérea y, a través del senador socialista Antonio Gutiérrez Limones,  alcalde por cierto de Alcalá de Guadaíra, han sido canalizadas varias  peticiones y preguntas para que el Gobierno de España de cuenta del  conflicto en la Cámara alta y tome cartas en el asunto.

  • 1