Local

La Basílica del siglo XXI

Un telón cortafuego que sella el camarín del Señor, un columbario, un coro mayor para albergar un órgano castellano del siglo XVIII y cámaras de videovigilancia. Es la Basílica del siglo XXI. El proyecto de reforma fue aprobado anoche por los hermanos en un concurrido cabildo que también refrendó el traslado a Santa Rosalía.

el 15 sep 2009 / 00:30 h.

TAGS:

Un telón cortafuego que sella el camarín del Señor, un columbario, un coro mayor para albergar un órgano castellano del siglo XVIII y cámaras de videovigilancia. Es la Basílica del siglo XXI. El proyecto de reforma fue aprobado anoche por los hermanos en un concurrido cabildo que también refrendó el traslado a Santa Rosalía.

El templo que se levantara en 1965, a semejanza del Panteón romano de Agripa y que cobija una de las devociones más universales de la Semana Santa de Sevilla será reformado. Anoche los hermanos respaldaron en cabildo general ordinario el proyecto de obras de reforma de la Basílica y el traslado, durante las mismas, de la actividad cultural y litúrgica de la cofradía de la Madrugá, con sus sagradas imágenes, al cercano convento de Santa Rosalía.

Con una atronadora ovación los hermanos asistentes cerraron la exposición del informe de las obras que se llevarán a cabo a partir de mayo por parte del arquitecto Jacinto Pérez Elliot.El respaldo fue unánime. La exposición contó con el apoyo gráfico de recreaciones virtuales sobre el telón cortafuego y el futuro coro del templo que, desde anoche también pueden consultarse en la página web de la corporación que preside Enrique Esquivias de la Cruz.

La obra prevé tres fases de actuación. La más importante es el acondicionamiento del camarín del Señor para establecer las condiciones idóneas de humedad relativa (45%) y temperatura (24 grados), así como un sistema de protección permanente de la imagen del Nazareno, lo que se conseguirá instalando un telón cortafuegos antivandálico que en caso de incendio sellará el camarín con una resistencia al fuego de 120 minutos. A ello se suma la instalación de un sistema integral de videovigilancia en el templo, que supone la colocación de hasta 16 cámaras.

La segunda fase comprende la construcción de un columbario para albergar las cenizas de los hermanos, para lo que se adaptará una dependencia existente justo detrás del camarín y aledaña al Sagrario. Por último, se propone la ampliación del coro de la Basílica, dotándolo de un acabado más cuidado y acorde con el resto del templo. Ello permitiría la futura instalación del órgano castellano del siglo XVIII, auténtica joya instrumental, que tiene donado a la hermandad un hermano anónimo desde hace varios años.

El plazo de ejecución es de seis meses, tiempo durante el cual las imágenes recibirán culto en Santa Rosalía. El traslado en andas del Señor del Gran Poder y de la Virgen del Mayor Dolor y Traspaso será el domingo 27 de abril por la mañana. También se aprobó anoche.

  • 1