Local

La batalla electoral tiene en el Aljarafe su escenario más incierto

El PP aspira a arañar varias alcaldías en esta comarca, mientras el PSOE da por hecha su victoria en las grandes capitales.

el 05 may 2011 / 20:04 h.

TAGS:

Toscano (izquierda) y Gutiérrez Limones, alcaldes de Dos Hermanas y Alcalá de Guadaíra, apuestas seguras del PSOE.

La campaña electoral arranca con incógnitas, pero tampoco una barbaridad. Hay varias cuestiones que se dan por hecho: que el PSOE ganará en el conjunto de la provincia, que repetirá mayorías absolutas en algunas de las principales grandes ciudades y que Fernando Rodríguez Villalobos será de nuevo el presidente de la Diputación. Con estas líneas básicas, se prevé que el PSOE tendrá que apechugar con un voto de castigo (la marca está muy castigada tanto en España como en Andalucía, a la baja en todas las encuestas) que habrá que ver en cuántas papeletas de menos se traduce y si esto conlleva la pérdida de algún ayuntamiento. La cuestión se plantea así más reñida en varios municipios del Aljarafe y algunas ciudades como Utrera, Carmona, Écija o Morón de la Frontera.

De partida no se espera un vuelco electoral rotundo. En 2007 los socialistas crecieron en toda la provincia y se plantaron en los 394.458 votos, a mucha distancia (269.922 papeletas) de un PP que creció en apoyos pero sobre todo en la capital. La provincia, en general, sigue siendo su asignatura pendiente, como demuestra que ahora mismo el PSOE tiene 74 alcaldías de las 105 en juego frente a las siete de los populares. De hecho, por número de municipios la segunda fuerza política de la provincia es IU, con un total de 18 alcaldías.

Con este panorama, el escenario más incierto se presenta en el Aljarafe, una comarca en la que el PP ha puesto toda la carne en el asador consciente de que tiene más posibilidades por su tendencia al alza en los núcleos urbanos. Tras años en los que los bastiones del PP aquí fueron Espartinas y Bollullos de la Mitación, José Luis Sanz dio una de las sorpresas en las elecciones de 2007 y se hizo con la Alcaldía de Tomares. El aumento del voto conservador estrechó también las cosas en dos pueblos en los que históricamente el PSOE no había tenido problemas, Mairena del Aljarafe y San Juan de Aznalfarache, que ahora están en el punto de mira de los populares, aunque los socialistas insisten en que no ven en peligro estos municipios.

También en el Aljarafe hay otras dos piezas codiciadas. Una es Coria del Río, donde el PSOE logró por un solo concejal una mayoría absoluta en 2007 que ahora puede verse amenazada. La otra es Castilleja de la Cuesta, un caso aparte porque los socialistas lograron una rotunda mayoría absoluta pero fue con Carmen Tovar (hoy delegada del Gobierno de la Junta), una alcaldesa que concitaba el apoyo incluso de sectores más bien conservadores. Tras una tormentosa transición con intensas peleas en las filas del PSOE, el actual alcalde, Manuel Benítez, confía en no ceder un terreno excesivo al PP.

Salvo en algún que otro municipio pequeño, el resto de las incógnitas tiene a grandes localidades como escenario. Una de las más significativas es Écija, donde Juan Wic (PSOE) intentará repetir tras cuatro durísimos años en minoría y además con el lastre popular de que el municipio lleva dos años con inundaciones. Tampoco ha sido fácil la cosa para Antonio Cano (PSOE) en Carmona, también con una frágil mayoría. En el otro lado la balanza, los socialistas se ven con opciones de recuperar Morón de la Frontera, donde ha dicho adiós el carismático Manuel Morilla (PP), y hasta Utrera, aunque aquí Francisco Jiménez (PA) parece difícil de mover de la Alcaldía.

En el resto de las grandes ciudades las cosas están mucho más claras. El PSOE no debe tener el más mínimo problema para mantener sus amplias mayorías en el cinturón urbano de la capital. La jornada parece que será poco emocionante en Dos Hermanas, Alcalá de Guadaíra, La Rinconada y Los Palacios y Villafranca, mientras que en Lebrija la cosa se barrunta más igualada. En el resto de comarcas se impone también el PSOE, aunque como siempre la cuestión estará más reñida en la Sierra Sur, la histórica fortaleza electoral de IU.

  • 1