Local

La batalla política se libra en torno a la factura del agua

Cualquier tema es susceptible de abrir la mecha entre los partidos ante la cercanía de las elecciones europeas y así le ha tocado el turno al agua. La portavoz del PP, Esperanza Oña, cargó ayer contra la subida de precios en la factura que prevé la ley que prepara la Junta.

el 16 sep 2009 / 03:05 h.

TAGS:

Cualquier tema es susceptible de abrir la mecha entre los partidos ante la cercanía de las elecciones europeas y así le ha tocado el turno al agua. La portavoz del PP, Esperanza Oña, cargó ayer contra la subida de precios en la factura que prevé la ley que prepara la Junta.

El agua ya estuvo en la arena del combate político en la campaña electoral del año pasado para la Presidencia de la Junta, en la que Arenas no dejó de reclamar el Plan Hidrológico -descartado desde que el Gobierno de Zapatero llegó al Ejecutivo central-, especialmente en sus visitas a Almería, la provincia más necesitada de reservas de agua. Un año después, el agua vuelve a la parrilla, pero esta vez en torno a la ley que prepara la Junta.

Oña rechazó de plano la norma en Málaga, provincia que durante cuatro años ha sufrido las restricciones de un decreto de sequía, y denunció que la ley supondrá un "encarecimiento brutal" del recibo, que la popular cifró en un 30% de media.

El PP reabre así la guerra en torno a este recurso en plena crisis de la Junta sobre estas políticas tras el cese el martes del director de la Agencia Andaluza del Agua, Jaime Palop, y el rechazo frontal del sector respecto al anteproyecto de la ley autonómica.

La realidad es que el agua subirá -tras la propuesta de una tasa variable de un euro y otra según el consumo- cuatro euros de media al mes a cada familia.

El dinero recaudado servirá para sufragar parte de un plan urgente de infraestructuras hídricas -1.500 millones de euros para 300 depuradoras- con el que Andalucía pretende cumplir en 2015 la Directiva Marco de Aguas.

  • 1