Cultura

La Biacs vuelve en octubre de 2012

Retomará el espíritu de la primera edición, en el CAAC, con una muestra menos tecnológica para la que suena como comisario Moritz Küng

el 06 sep 2011 / 13:04 h.

-->--> -->

La Bienal Internacional de Arte Contemporáneo de Sevilla tendrá una cuarta edición. Con más de dos años de retraso y después de haber estado al borde de la desaparición debido a sus problemas financieros -llegó a entrar en preconcurso de acreedores - y a la incertidumbre generada por las dudas de la Junta de Andalucía, la Biacs4 se inaugurará finalmente en la primera semana de octubre de 2012 y se prolongará hasta enero o febrero de 2013. El anuncio lo realizó ayer la presidenta de honor de la Fundación Biacs y fundadora de esta muestra, Juana de Aizpuru, quien acudió a la presentación de la nueva marca de la Consejería de Cultura.

La galerista sevillana explicó que la exposición seguirá el modelo de la primera Bienal, concentrándose exclusivamente en una sede, el Centro Andaluz de Arte Contemporáneo (CAAC), y que no se extenderá a otras provincias, como ocurrió en ediciones anteriores. "El Monasterio de la Cartuja es un lugar tan especial que no hay otro en el mundo que reúna las condiciones para un evento de estas característica. Tiene salas pequeñas para obras intimistas, la iglesia para las de gran formato y el patio de la chimeneas y las huertas para instalaciones al aire libre", destacó.

Por ello, también descartó repetir la fórmula de la Biacs2 de una segunda sede en la ciudad -en las Atarazanas-, ya que de esta forma "se ahorra también, puesto que no se desperdigan las energías". "Con el poco presupuesto con el que contamos, si se ponen tres o cuatro sedes hay que controlar y vigilar mucho más y es muy difícil llevarlo bien", abundó.

La cuarta Bienal contará con el apoyo económico del Ministerio de Cultura, la Junta de Andalucía, el Ayuntamiento de Sevilla y la Diputación que, según detalló, crearán un consorcio para gestionar a partir de ahora el certamen y dotarlo así de estabilidad. "Cada uno marcará unas cantidades fijas para que cada año no estemos con la incertidumbre de saber si alguien pone o no dinero", agregó De Aizpuru, que añadió que aunque todavía no puede concretar el presupuesto de esta cuarta edición, sí será sustancialmente menor al de años anteriores, "debido a la situación del país".

"Todas -las administraciones- están haciendo un gran esfuerzo, ya que creen en el proyecto y son conscientes de que lo tienen que hacer porque en Sevilla y Andalucía, en las artes plásticas, hay poquitas cosas y éste es un proyecto que debe continuar", indicó.

Preguntada sobre cómo ha conseguido convencer a la Junta de Andalucía , que hasta ahora venía resistiéndose a comprometer su apoyo a la muestra sevillana, De Aizpuru aseguró que no le ha costado especialmente: "Conmigo nadie ha sido reticente, todo lo contrario, me han recibido con los brazos abiertos".

La galerista fue la directora gerente de la primera edición, si bien tras clausurarse ésta, dimitió por discrepancias con el resto de miembros del patronato, que manifestaron que su tarea en la gerencia había supuesto un gran sobrecoste a la exposición.  No obstante, las recientes dificultades para sacar adelante la cuarta edición de esta cita, unido a la delicada situación financiera de la fundación -que tuvo que dejar su sede, cortar el teléfono, cerrar su web y verse acosada por los impagos - hizo que el patronato le pidiera ayuda para tratar de convencer, para que devolviera su apoyo, a la Junta, con la que la galerista mantiene muy buenas relaciones. De ahí que la nombraran presidenta de honor.

Sin embargo, la galerista tiene claro que tras haber salvado la Biacs4, su papel no se limitará a una figura ornamental, "como un florero": "Al final estoy trabajando día a día y cada vez me estoy implicando más", por lo que aseguró que ocupará el puesto de directora, como en la primera Bienal, algo que, según resaltó, también supondrá un ahorro.

Pero el regreso de la fundadora de esta iniciativa cultural no será la única similitud con la primera edición. La Biacs4 se alejará del arte tecnológico de la última exposición (YOUniverse) y regresará a los orígenes, a la Bienal comisariada por el suizo Harald Szeemann. De hecho, el nuevo curator será de la misma nacionalidad, aunque más joven, al igual que los artistas participantes, "para también ahorrar un poco", puntualizó.

La galerista no quiso desvelar la identidad del comisario, ya que aún no ha firmado el contrato ni su proyecto ha sido aprobado por el patronato, que se reunirá el 20 de septiembre. Sin embargo, fuentes del sector consultadas por El Correo aseguran que podría tratarse de Moritz Küng, nacido en 1961 en Lucerna. Este curator independiente fue jefe de exposiciones del Centre Internacional d'Art d'Anvers y en 2009 fue nombrado director del Centre d'Art Contemporani de Barcelona. Además, está casado con Dora García, artista de la galería de Aizpuru.

Desde las administraciones, sólo quiso pronunciarse el Ayuntamiento, que explicó que su intención es apoyar a la Biacs, pero matizando que "sería aventurarse dar ya una cifra, porque los presupuestos aún no están hechos".

  • 1