Local

La biblioteca que recicla el barrio

el 26 ago 2012 / 19:35 h.

TAGS:

La presidenta vecinal de Tiro de Línea junto a los libros reunidos entre todos los residentes del barrio.
-->-->-->

Aquí los libros no se tiran. Por muy amarillas que estén sus páginas o hayan salido nuevas ediciones. En el Tiro de Línea el saber se recicla y las letras van llenando, tomo a tomo, los estantes de su reducida sede vecinal. Aún así siguen recogiendo ejemplares de obras de Miguel Delibes, García Lorca, Pérez Reverte y hasta un curso práctico de inglés. Desde el año 1998 han acumulado más de 25.000 ejemplares, algunos, "verdaderas joyas" de coleccionistas, como la publicación que relata las Cruzadas de España.

Todo empezó al pasar por un contenedor de basura. Un grupo de vecinos se percató de la presencia de una pila de libros. "Pensamos que era una pena. Que podían servir a otros vecinos", relata María Luisa Pérez García, presidenta de la asociación vecinal Santa Genoveva-Tiro de Línea.

En el boletín vecinal de abril de 1998 se publicó un artículo solicitando la colaboración ciudadana para recoger publicaciones que los vecinos no iban a utilizar más. "Empezaron a traernos libros o bien íbamos nosotros a recogerlos. Funcionó muy bien el boca a boca", explica el vicepresidente vecinal, Manuel Brazo, uno de los promotores de esta iniciativa que se ha convertido en seña de identidad del Tiro de Línea.

Llegaron libros y más libros, facsímiles encuadernables -más de 60-, diccionarios, enciclopedias y las primeras colecciones completas, como las de Alejandro Dumas... todo lo que llevara letra impresa y que pudiera servir para cultivar la mente y la sabiduría de los residentes de esta barriada del Distrito Sur de Sevilla.

La respuesta vecinal fue tal que hasta reunieron más de mil libros de una sola tacada en la zona de Tabladilla. Así hasta superar la cifra de 25.000 ejemplares. Pero esta biblioteca hecha con las lecturas de sus vecinos sigue engordando, y en plena canícula siguen arribando hasta la sede vecinal de la calle Estepa más publicaciones. De hecho, este fin de semana se han incorporado dos nuevos títulos: Cinco horas con Mario y La hoguera de las vanidades

Tantos libros se han reunido que apenas hay más sitio. Junto a las estanterías a rebosar, hay un muro de cajas que guardan historias fabuladas y reales. "Tenemos tantos, que ya casi no se cabe aquí. Algunos los hemos metido en cajas -etiquetadas por género- y otros están pendientes de catalogar para ver si hay o no duplicidades", subrayan los representantes vecinales.

La idea es que se cree una biblioteca del barrio en el nuevo local social que tienen pedido para el antiguo colegio Pedro León y Arias de Saavedra, donde también irían una ludoteca, y una aula de informática para los que no tengan internet. En este sentido, también han estado recogiendo cintas, cedés y dvds.

En el antiguo colegio se podrá disponer de un mayor espacio, que repercutirá en un mejor servicio para todos: "Queremos que los libros estén bien expuestos y puedan ser consultados sin problemas por los vecinos, que podrán llevárselos a casa en un servicio de préstamo", señala la presidenta vecinal, que insiste en la necesidad de habilitar las instalaciones del colegio como local social del barrio, ya que el anterior proyecto aprobado hace cuatro años para construir uno en los terrenos cedidos por el Ayuntamiento en la plaza Alcalde Horacio Hermoso Araujo no se ha realizado "por falta de dinero y responsabilidad política".

Por ello han planteado al director del distrito la propuesta del colegio: "Creemos que con la crisis que hay sería mejor adaptar el antiguo colegio para que pueda acoger el local social, que sería gestionado por todas las entidades sociales del barrio sin ánimo de lucro", recalcan los vecinos en su reivindicación.

  • 1