viernes, 18 enero 2019
08:11
, última actualización
Cultura

«Altavoces» de lo nuestro

Estrella Morente abre en el colegio público San Jacinto de Triana las actividades de ‘La Bienal en la escuela’, que llevará el flamenco a 5.000 escolares con talleres, visitas de artistas, excursiones a ensayos y un montaje didáctico.

el 26 may 2014 / 14:34 h.

Estrella Morente, entre el alcalde, Juan Ignacio Zoido y el director de la Bienal, Cristóbal Ortega, rodeada de los alumnos del CEIP San Jacinto. / Pepo Herrera Estrella Morente, entre el alcalde, Juan Ignacio Zoido y el director de la Bienal, Cristóbal Ortega, rodeada de los alumnos del CEIP San Jacinto. / Pepo Herrera Inocular en los más pequeños si no el duende, que ese tiene que venir de fábrica, al menos el gusanillo del interés por «nuestra música» y hacerlos así «altavoces» de una de las expresiones culturales más internacionales de España y Andalucía, amén de crear un banquillo de aficionados y público para futuras Bienales. Ese es el objetivo del programa La Bienal en la escuela, que desde este lunes y hasta final de curso acercará el flamenco a 5.000 escolares sevillanos mediante talleres, visitas a los centros de varios artistas participantes en el certamen, excursiones de los alumnos a ensayos de algunos de los montajes que se verán en septiembre y, como colofón, un espectáculo musical didáctico sobre la historia y la filosofía de esta esta edición de la Bienal de Flamenco de Sevilla que cumple su mayoría de edad del que, a partir del 10 de junio, se representará diez funciones en los centros cívicos. Los alumnos del colegio público San Jacinto, en pleno barrio de Triana considerado una de las cunas del arte jondo, fueron los primeros en ver de cerca a una «auténtica figura del mundo del flamenco», como se refirió el alcalde, Juan Ignacio Zoido, a la cantaora granadina Estrella Morente, que además de invitar a varios niños a salir a cantar «lo que queráis» y arrancarse ella misma por rumbas y tanguillos, se sometió a sus preguntas. Foto: Pepo Herrera Foto: Pepo Herrera Y así, tras escuchar desde el Waka waka de Shakira en la voz de la pequeña Ángela a la rumba Obi obá que se marcó Pedro –muy aclamado por sus compañeros– o el Romero verde con el que Claudia hizo palmear hasta a Zoido, Estrella Morente respondió a algunas de las preguntas de los niños de Infantil y Primaria congregados en el patio del colegio. María le preguntó cuándo empezó a cantar. «Más o menos con tu edad», respondió la cantaora, que recordó su vida rodeada de flamenco «desde que tenía chupete» aunque fue con siete años cuando grabó su primera canción, «una taranta con el maestro Sabicas». Yante la consabida cuestión, planteada por Javier, de cuál es su palo favorito, hizo una introducción de lo que son los palos flamencos «que no son los que se dan cuando uno se porta mal, que tampoco hay que darlos –bromeó– sino las distintas formas y maneras de expresar el cante, el baile y el toque flamenco». «Hay muchos», incidió, para defender inmediatamente que, en contra del criterio de otros, para ella las propias sevillanas son un palo flamenco. «Hay gente que no las considera, las creen más cerca del folclore popular y yo no veo la diferencia porque para mí el flamenco es el arte del pueblo», disertó, para a continuación hablar al auditorio infantil de su ídolo, la Niña de los Peines, que «ella sí era sevillana, las cantaba como nadie y para mí es la mejor cantaora de todos los tiempos». Estrella Morente impartió así de manera improvisada la primera lección introductoria al estilo de los cursos de formación para los profesores y los 30 talleres que se impartirán a niños de 6 a 12 años en 50 colegios con temas como los cantes propias de cada provincia andaluza, las diferencias entre los palos, cómo marcas el compás o el aprendizaje de algunas de las letras más universales. Aplaudió esta iniciativa «tan bonita» del director de la 18 edición de la Bienal, Cristóbal Ortega –presente en el acto–, al que definió cariñosamente como «un niño grande» artífice de esta idea de acercar el flamenco a la escuela. Y les explicó que «es muy importante que conozcáis nuestra música para que os convirtáis en sus altavoces» porque, aunque defendió que en Andalucía y Sevilla hay músicos muy buenos en otros estilos, desde el jazz a la ópera, «nuestra identidad es el flamenco y lo que mejor sabemos hacer es el flamenco». Foto: Pepo Herrera Foto: Pepo Herrera Por ello confió en haber despertado en ellos el interés por «saber un poquito más de nuestra cultura, porque es el camino», y conocer conceptos como las castañuelas, la bata de cola «o los silencios que son muy importantes en el flamenco». «Igual que hay que conocer nuestros animales o plantas, nuestra música también la tenemos que conocer», recalcó la artista que abrirá – junto a sus hermanos y otras grandes figuras de lo jondo–, la Bienal el 12 de septiembre con una gala dedicada a su padre, además de presentar su espectáculo Flamenco Sinfónico los días 25 y 26 . En el acto de ayer estuvo muy presente el fallecido Enrique Morente, un «gran referente» para el que el alcalde pidió un aplauso al cielo a los niños que hizo escapar algunas lágrimas a la cantaora y al que su hija definió como «un enamorado de los niños y del flamenco». Mientras las actividades paralelas de la Bienal empiezan a desplegarse, continúa activa la venta de entradas anticipada para los espectáculos en internet y en las taquillas del Lope de Vega con un descuento del 10 por ciento que estará vigente hasta el 1 de junio (posteriormente el descuento será del 5 por ciento). Hay entradas desde 4 a 45 euros.

  • 1