Cultura

La Bienal capea la crisis con nota

el 20 oct 2010 / 19:20 h.

Aunque la situación económica no acompaña, se ha mantenido el nivel de ocupación.
-->--> -->

La XVI Bienal de Flamenco de Sevilla ha sabido darle una revoleá a la mala coyuntura económica, finalizando con datos positivos en cuanto a cantidad y a calidad de sus espectáculos. El balance de la recién finalizada edición de la Bienal fue presentado ayer por el alcalde de Sevilla, Alfredo Sánchez Monteseirín, que compareció junto a la delegada de Cultura, Maribel Montaño, y al director de la Bienal, Domingo González.

Durante esta edición, que ha coincidido con el 30 aniversario de la Bienal, se han vendido un total de 41.251 entradas de las 57.501 entradas puestas a la venta. Este dato implica una reducción de las entradas puestas a la venta con respecto a 2008, que fueron 58.000. La mayoría de estas localidades (60%) fueron vendidas a través de internet, mientras que el resto se vendieron en taquilla y a través de la venta telefónica.

Sobre la procedencia de los visitantes, destaca la presencia importante de público internacional. Hasta 11.300 personas procedentes de 40 países diferentes, con Francia, Estados Unidos, Japón o Italia a la cabeza, han hecho parada en Sevilla para disfrutar de lo jondo. Rusia o la zona de Suramérica han sido la sorpresa esta Bienal de Flamenco, aportando un buen número de visitantes. Como dato reseñable, el 50% de los espectadores de la Bienal procedían de otras ciudades, tanto a escala nacional como internacional.

De los 56 espectáculos ofertados, y que se han podido ver en 66 funciones, 36 funciones de 32 espectáculos diferentes han llegado a colgar el cartel de ‘No hay billetes'.

El índice de ocupación media en todos los espectáculos ha sido del 90,24%, lo que ha supuesto un descenso frente a la edición de 2008, donde la ocupación fue del 95%. Los responsables de la Bienal han atribuido esa bajada a que dos de los espectáculos han tenido menos del 50% de la ocupación, lo que ha hecho bajar la media, que aún así ha sido bastante notable.

Durante la presentación de este balance, Monteseirín destacó que "la Bienal representa economía para las industrias culturales y el sector turístico". Buen ejemplo de ello es el impacto económico que ha tenido en el turismo de la ciudad, dejando unos 18 millones de euros, lo que supone dos millones más que lo inyectado en la última edición, la de 2008.

Domingo González, por su parte, destaca del evento "el trabajo y la voluntad de los que lo han hecho posible". Su valoración general es positiva, aunque admitió las dificultades que tiene la organización para responder a toda la demanda que les llega. "El atractivo de la Bienal es superior a la capacidad de reacción. Ese reto nos lo planteamos para 2012".

Apenas se acaba de clausurar y ya se calientan motores para la próxima. El director adelantó que la futura edición llevará por título De cuerpo y alma, donde el baile tendrá un papel protagonista. Del 7 de septiembre al 6 de octubre, la Bienal volverá a deleitar a sevillanos y forasteros en un par de añitos.

  • 1