Local

La bochornosa imagen del hemiciclo español semivacío

Cuando José Bono decidió trasladar a las nueve de la mañana las sesiones de control en el Congreso de los Diputados nunca se imaginó el escenario que se encontraría en el hemiciclo un miércoles sí y otro también: con la mitad del aforo por las ausencias de sus compañeros.

el 15 sep 2009 / 17:39 h.

Cuando José Bono decidió trasladar a las nueve de la mañana las sesiones de control en el Congreso de los Diputados nunca se imaginó el escenario que se encontraría en el hemiciclo un miércoles sí y otro también: con la mitad del aforo por las ausencias de sus compañeros. Aunque fuera por una mera cuestión de imagen o de pura pedagogía social, los diputados de la Carrera de San Jerónimo deberían ahorrarle a los españoles escenas como la vivida anteayer. Más de la mitad de los parlamentarios no acudieron a sus escaños y hasta se tuvo que suspender una comparecencia, la de Pedro Solbes, porque el congresista que le tenía que hacer la pregunta "se despistó" y tampoco se presentó en la Cámara. Lo menos que se les puede decir a los diputados es que están en el Parlamento como representantes de los ciudadanos y que, por respeto a ellos, al menos deben acudir a las sesiones plenarias.

  • 1