Economía

La bolsa se desploma por el miedo a nuevos efectos de la crisis

Todas las bolsas europeas, la española también, cerraron ayer con fuertes caídas de nuevo por el terremoto hipotecario de EEUU. El miedo tras el desplome de las acciones de las dos mayores hipotecarias del país, Fannie Mae y Freddie Mac, se agravaron por los rumores de un posible plan de emergencia para salvarlas. Foto: EFE.

el 15 sep 2009 / 10:11 h.

Todas las bolsas europeas, la española también, cerraron ayer con fuertes caídas de nuevo por el terremoto hipotecario de EEUU. El miedo tras el desplome de las acciones de las dos mayores hipotecarias del país, Fannie Mae y Freddie Mac, se agravaron por los rumores de un posible plan de emergencia para salvarlas.

La bolsa española cedió ayer el 2,93% y perdió los 11.400 puntos, lastrada por el miedo inversor a lo que parecen interminables efectos de la crisis financiera. El selectivo español estuvo todo el día en terreno negativo tras las bestiales caídas del pasado lunes de las acciones de los gigantes hipotecarios estadounidense Fannie Mae y Freddie Mac.

Los continuos rumores sobre las posibles nuevas pérdidas que podrían tener bancos del tamaño de Lehman Brothers y Wachovia, entre otros, no hicieron sino seguir acrecentando los temores. La intranquilidad de los inversores aumentó también por los rumores de que el Tesoro de EEUU podría recapitalizar las sociedades hipotecarias Fannie Mae y Freddie.

No obstante, las malas noticias no se quedaron sólo en los bancos, ya que una vez más se confirmó que la crisis lo toca todo, ya sea al sector constructor, al financiero o al conjunto de la economía.

Desde el otro lado del Atlántico llegaban informaciones económicas preocupantes: los precios a la producción en Estados Unidos subieron el doble de los esperado, las viviendas iniciadas cayeron en julio a mínimos y los permisos de construcción también estuvieron por debajo de las previsiones, devolviendo una vez más al mercado la preocupación inflacionista. Sólo el precio del petróleo Brent, de referencia en Europa y que sigue contenido, dio un motivo de respiro a los inversores, aunque no con demasiada convicción.

Así, el índice de referencia de la bolsa española, el Íbex 35, perdió 342,20 puntos, equivalentes al 2,93% -en la que ha sido su sexta mayor caída del año-, hasta 11.335,30 puntos, lastrado, como no podía ser de otro modo, por el sector bancario y constructor.

En el Viejo Continente todas las bolsas cayeron, aunque menos que la española: Londres cedió el 2,38%, Fráncfort, el 2,34%; París, el 2,61%, y Milán, el 2,11%. En Fráncfort, el banco alemán Deutsche Postbank cayó ayer un 6,4% en bolsa, hasta 40,01 euros por acción, después de que la agencia Reuters informara de que puede fracasar su venta.

Reuters aseguró que la casa matriz Deutsche Post ya no negocia con potenciales interesados en su filial bancaria y que el Deutsche Bank, el último ofertante, se ha retirado ya que el precio que barajaban ambas partes estaba muy alejado.

En lo que va de año, Londres pierde un 17,6%, París cae un 22,8%, Fráncfort cede un 22,1% y Madrid lo hace un 25,3%.

De los grandes valores de la bolsa española, BBVA cayó el 3,96%, Banco Santander, el 3,10%; Telefónica, el 2,22%; Iberdrola, el 2,20%, y Repsol YPF, el 1,77%.

  • 1