Economía

La bolsa sube 1,01% y registra nuevo máximo anual

Por el avance de los grandes valores y de las plazas internacionales gracias al aumento de la actividad en Japón y del consumo estadounidense.

el 16 nov 2009 / 18:03 h.

La bolsa española subió hoy el 1,01 por ciento y registró un nuevo máximo anual en 11.986,90 puntos, animada por el avance de los grandes valores y de las plazas internacionales gracias al aumento de la actividad en Japón y del consumo estadounidense.

Así, el principal índice de la bolsa española, el Ibex-35, avanzó 119,90 puntos, equivalentes al 1,01 por ciento, hasta 11.986,90 puntos, nivel que no registraba desde mediados de agosto de 2008. Las ganancias anuales crecen hasta el 30,35 por ciento.

En Europa, con el euro en 1,497 dólares poco antes del cierre de la bolsa española Fráncfort ganaba el 1,9 por ciento; Londres, el 1,6 por ciento; Milán, el 1,45 por ciento, y París y el índice Euro Stoxx 50, alrededor del 1,3 por ciento cada uno.

La bolsa española comenzaba el día con ganancias notables, alrededor del 0,75 por ciento, que la situaban alrededor del nivel de 11.950 puntos y la acercaban a los máximos anuales registrados durante la sesión.

El mercado aprovechaba el impulso del 1,2 por ciento del PIB japonés en el tercer trimestre -4,8 por ciento respecto al mismo período de 2008- y la subida de las plazas europeas para chocar contra la resistencia (nivel que detiene las subidas) de 11.960 puntos.

A pesar de la mejora de la compraventa de vivienda en España, que creció el 17,2 por ciento en septiembre, y del elevado precio del oro, que se situaba en el máximo histórico de 1.130 dólares la onza, la bolsa española era incapaz de superar esa resistencia, último máximo anual durante la sesión alcanzado el 23 de octubre pasado.

La zona euro seguía en tasas negativas de inflación -los precios se situaban en el -0,1 por ciento- en octubre, mientras que en Italia crecían el mes pasado el 0,3 por ciento.

El penúltimo intento del mercado nacional para superar el nivel de 11.960 puntos se produjo cuando se conoció el aumento del 1,4 por ciento de las ventas minoristas estadounidenses en octubre, que fue compensado por el descenso de la actividad manufacturera en el estado de Nueva York este mes.

Sin embargo, la apertura al alza de Wall Street, que prefería fijarse en los datos de consumo que en los industriales, permitía a la bolsa española aproximarse a 12.000 puntos, nivel que superaría en varias ocasiones a partir de las 16 horas y que no veía desde el 11 de agosto de 2008.

Aunque los inventarios empresariales estadounidenses caían menos de lo previsto, el mercado neoyorquino también se situaba en máximos con una ganancia superior al 1 por ciento, con lo que superaba el nivel de 10.400 y procuraba también al mercado español al cierre la cota más alta al cierre del ejercicio, aunque por debajo de 12.000 puntos.

Todos los grandes valores subieron: BBVA y el Banco Santander, que marcaban máximos anuales, avanzaban el 1,67 y el 1,42 por ciento, respectivamente, en tanto que Iberdrola ganaba el 0,86 por ciento; Telefónica, el 0,6 por ciento tras perder la puja por la brasileña GVT, y Repsol, el 0,51 por ciento, con el Brent al alza, alrededor de 79 dólares por barril.

OHL comandó las ganancias del Ibex con una subida del 5,93 por ciento, al continuar rentabilizando sus resultados, seguida de ArcelorMittal, que avanzó el 4,42 por ciento por el alza del sector, en tanto que Cintra subió el 3,71 por ciento; BME, el 3,37 por ciento, y Sacyr, que ganó entre enero y septiembre 461 millones -6,1 millones en el mismo período del año pasado-, el 3,1 por ciento.

Iberia lideró nuevamente las pérdidas del Ibex con una bajada del 1,63 por ciento, al continuar los inversores con la recogida de beneficios tras el acuerdo de fusión con British Airways, en tanto que Inditex bajó el 1,61 por ciento, afectada por los malos datos de ventas de su competidora Hennes y Mauritz; Bankinter perdió el 0,66 por ciento, e Iberdrola Renovables, el 0,16 por ciento.

En el mercado continuo, destacó la subida del 7,92 por ciento de Service Point, mientras que Bodegas Riojanas comandó las pérdidas con un retroceso del 3,47 por ciento.

La rentabilidad de la deuda española a largo plazo bajaba tres centésimas y se situaba en el 3,84 por ciento, mientras que el efectivo negociado se situó en 6.764 millones de euros, de los que algo más de 4.500 procedieron de operaciones efectuadas entre inversores institucionales.

  • 1