Economía

La bombona cuesta ya 11,68 euros, el 5,7% más

Desde el 1 de abril habrá que pagar 63 céntimos más. Además, el alza del gas natural oscila entre el 3,6% y el 4,1%.

el 01 abr 2010 / 08:15 h.

Desde ayer la bombona vale 63 céntimos más.

Los combustibles más habituales en los hogares españoles, como son el butano y el gas natural, experimentaron ayer nuevas subidas, del 5,75% en el primer caso y de hasta el 4,1% en el segundo.

La bombona de butano más común, de 12,5 kilos, sitúa su precio desde ayer en los 11,68 euros, lo que supone un incremento del 5,75%, es decir, una subida de 63 céntimos de euro, según una disposición del Ministerio de Industria, Turismo y Comercio publicada en el Boletín Oficial del Estado (BOE).

Una subida que afectará a los entre ocho y diez millones de usuarios de esta bombona.

La orden ministerial dispone que desde el 1 de abril el precio máximo de venta antes de impuestos del gas licuado envasado en recipientes de entre 8 kilos y 20 kilos será de 80,5890 céntimos por kilo. De ese modo, la bombona de 12,5 kilos pasa a costar 10,07 euros más un 16% de IVA, es decir, 11,68 euros.

El Gobierno revisa trimestralmente el precio del gas de acuerdo a una fórmula que tiene en cuenta el coste de la materia prima, la evolución del precio de los fletes y el tipo de cambio de las divisas euro-dólar.

Por tanto, esta subida se une al incremento fijado a primeros de año que fue del 3,36% y que dejó el precio de la bombona de 12,5 kilos en 11,05 euros, tras un alza del 2% en octubre de 2009.

La bombona alcanzó su precio máximo histórico de 14,1 euros en abril de 2008 y a partir de esa fecha se sucedieron varias rebajas, hasta colocarse su coste en algo menos de 11 euros.

GAS NATURAL. Por su parte, la tarifa del gas natural ha subido el 3,6% para los usuarios domésticos sin calefacción a gas (que se corresponden con la tarifa T1).

Para la T1, propia de una vivienda con gas destinado a la cocina o al calentador de agua, la subida desde abril en el término variable será del 3,6%, mientras que el término fijo se mantendrá en los 3,9 euros por cliente al mes.

Así, tras ese incremento, el término variable de la T1 (en la que se incluyen aquellos clientes con un consumo inferior o igual a 5.000 kWh/año) se situará en 4,444219 céntimos de euro por kilovatio hora (kWh).

Por otra parte, en el caso de la T2, (correspondiente a aquellos consumos de entre 5.000 y 50.000 kWh/año) y tarifa que sí incluye el gas natural para calefacción, la subida será algo mayor, del 4,1%, de modo que el término variable se elevará a 3,880019 céntimos el kWh.

Esta tarifa está compuesta por un término fijo de 7,84 euros al mes por cliente, que se mantiene con respecto a la revisión trimestral anterior, aplicada en enero, y por un término variable, que es el que cambia desde ayer y que recoge entre otros aspectos la evolución de los precios de la energía.

  • 1