Local

La botellona repunta coincidiendo con el inicio del curso universitario

La Policía Local prevé celebraciones espontáneas, tras las fiestas improvisadas que se han organizado al inicio de la semana.

el 28 sep 2011 / 21:00 h.

TAGS:

Los macrobotellonas en el Charco de la Pava al principio y al final del curso son ya habituales.

Con el arranque del curso universitario y la vuelta de los estudiantes de la ciudad, también ha vuelto la botellona. La prueba son las celebraciones que la Policía Local ha tenido que abortar al inicio de la semana (ya ni siquiera en fin de semana) en el Centro y en la zona de Reina Mercedes. La Policía Local, que cuenta con un dispositivo específico para el fin de semana, está preparada para afrontar un repunte de estas fiestas con motivo del inicio del nuevo curso.

De hecho, tanto el lunes como el marte la Policía Local se ha visto obligada a actuar Reina Mercedes y, principalmente en el Centro, debido a las improvisadas fiestas universitarias para dar la bienvenida al curso que comienza. Por eso, fuentes municipales aseguraron ayer que ya están "preparados" y pendientes de los posibles macrobotellones convocados por la red. El lunes los agentes actuaron alertados por los vecinos del Centro, que avisaron que en el Salvador había botellona. La Policía Local se personó en la zona, donde estudiantes de un colegio mayor se habían reunido para celebrar una fiesta de novatos. Muchos de ellos ni siquiera llevaban bebidas, sino que estaban realizando "juegos con los nuevos" por lo que la Policía procedió a dispersarlos. Sin embargo, algunos decidieron marcharse hasta la Alfalfa, donde nuevamente fueron desalojados, aunque un grupo intentó de nuevo volver a la Plaza del Salvador. Fue entonces cuando los agentes comenzaron a multar, imponiendo ocho denuncias por consumir bebidas fuera de las zonas habilitadas), lo que hizo que los estudiantes por fin se dispersaran.

El martes, pese a que la Policía Local sólo cuenta con un dispositivo antibotellón para los fines de semanas, se estableció un servicio preventivo que evitó que los jóvenes de nuevo se concentraran tanto en el Centro como en Reina Mercedes. Así, en el dispositivo que se estableció en la zona del Salvador y la Encarnación participaron 26 indicativos, entre personal uniformado y de paisano, tres motoristas y tres patrulleros. Los agentes sólo tuvieron que actuar en el Salvador, donde sobre las 20.00 horas se aglutinaron unos 300 estudiantes de una residencia para hacer una fiesta de novatos. La mayoría no llevaba bebidas, si no que se dedicaron a cantar y a realizar juegos, por lo que los agentes sólo interpusieron tres denuncias por beber en lugares no habilitados. Una hora después, todos los jóvenes habían abandonado la plaza, pero apareció otro grupo de otra residencia, de unas cien personas, interponiéndose una denuncia más. Según el informe de actuación policial, el desalojo total de la plaza sobre las 22.00 horas al colaborar las bodeguitas del entorno, con lo que media hora después la Policía se retiró del lugar.

En cuanto al dispositivo establecido en Reina Mercedes, donde se concentraron unas 150 personas, fueron cuatro agentes y un oficial los que actuaron en esta zona en las que se interpusieron cuatro sanciones por consumir alcohol fuera del lugar habilitado, y otras dos a un establecimiento por vender bebidas alcohólicas y por permitir el consumo en el exterior.

Los vecinos, los principales afectados, temen que estos días proliferen las botellonas en el Centro y en otros puntos de la ciudad. De hecho, esta será una de las cuestiones que la Plataforma por el Derecho al Descanso expondrá el próximo miércoles al alcalde de la ciudad, Juan Ignacio Zoido, y a la delegada del Distrito Casco Antiguo, Amidea Navarro, en una reunión que mantendrán con ambos.

"Cuando vuelven los estudiantes repuntan las botelllonas, de hecho ya se nota porque los colegios mayores ya están abiertos", señaló la presidenta de la entidad, Dolores Dávila, que celebró que el alcalde haya accedido a reunirse con ellos "porque en ocho años el anterior nunca lo hizo". No obstante, Dávila aclaró que van a reclamarle a Zoido alternativas a la botellona, después de que el Ayuntamiento haya descartado el proyecto del botellódromo, conocido como Seviocio , en la bancada de la Cartuja. "No basta con sancionar a los jóvenes, sino también darles un lugar y, sobre todo, otras opciones como conciertos o actividades nocturnas para los fines de semana".

  • 1