Local

La búsqueda de Marta, entre el escepticismo y la esperanza

Dentro de unas semanas se reanudará la búsqueda después de que en julio un helicóptero con escáner termográfico detectara dos fosas y tres zanjas en Majaloba.

el 31 ago 2013 / 11:17 h.

TAGS:

Por Amanda González de Aledo La búsqueda del cuerpo de Marta del Castillo se reanudará en las próximas semanas en una finca de Sevilla entre el escepticismo de quienes creen que su asesino solo busca protagonismo y quienes albergan esperanzas porque en sus seis versiones anteriores mintió, pero también contó algo de verdad. georradar-marta-portada Un helicóptero con escáner termográfico detectó en julio dos fosas y tres zanjas en la finca Majaloba, en La Rinconada (Sevilla), donde el asesino de la joven, Miguel Carcaño, confesó haber enterrado el cuerpo de Marta, por lo que la Policía tiene previsto inspeccionar esos puntos a ras de suelo mediante un georradar antes de decidir dónde excavar. Esta búsqueda del cuerpo de la joven asesinada en enero de 2009 es al menos la quinta que emprende la Policía, después de las realizadas en el Guadalquivir, en un vertedero, en un descampado de Camas (Sevilla) y en la llamada Ruta del Agua en el extrarradio de Sevilla, que han costado al Estado hasta ahora 616.319 euros. La búsqueda se lleva a cabo sin el apoyo explícito del juez que investigó la muerte de la joven, Francisco de Asís Molina, quien en mayo pasado calificó de "inverosímil, fantasiosa, inconsistente, ilógica e increíble" la séptima versión de Carcaño, en la que acusó a su hermano, Francisco Javier Delgado, de haber matado a Marta con la culata de una pistola y luego haberla enterrado entre ambos en Majaloba. georradar-marta-horizontalLa Fiscalía tampoco se cree la versión de Carcaño y en sus escritos recuerda que parte de su condena de 21 años y tres meses de cárcel se le impuso por un delito contra la integridad moral de la familia, al no desvelar el paradero del cuerpo. Fuentes de la Fiscalía han dicho a Efe que atribuyen el nuevo relato de Carcaño a su afán de protagonismo, creen que es imposible que no recuerde el punto de la finca donde enterraron el cadáver, puesto que se desplazaron dos veces, y han añadido que el cuerpo ya debería haber aparecido dado que el asesino asegura que lo sepultaron superficialmente. Otras fuentes, sin embargo, destacan que desde que ingresó en prisión Carcaño ha estado sometido a tratamiento penitenciario con psicólogos y ello ha podido influir en que por fin se decida a revelar dónde está el cuerpo. Además, aunque ha mentido desde el principio, en todas sus declaraciones "ha ido contando algo de verdad, se ha investigado y se ha comprobado que era cierto", según estas fuentes, que recuerdan que el propio Carcaño fue condenado por la Audiencia de Sevilla en base a lo que él mismo relató. Inmaculada Torres, abogada de los padres de Marta, apoya la nueva investigación de la Policía porque "ha acudido a la única fuente que tiene, Carcaño" y la familia "solo pide que se investigue esta última declaración para saber si lo que cuenta es verdad". Torres cree que no se debe entrar a valorar si esta versión es más o menos creíble, sino que "hay que darle el mismo valor que a otras e investigarla" porque "quedan muchos interrogantes de lo que realmente pasó aquella noche y eso solo se puede resolver investigando". La letrada no cree que la Policía se extralimitase al volver a investigar una cosa ya juzgada, sino que "cumplió con un mandato legal de investigar los nuevos hechos delictivos de los que tuvo conocimiento". Torres cree posible que se llegue a la verdad "uniendo parte de todas las versiones" y ha dicho a Efe que la labor judicial "fue encomiable" en el primer sumario, pero quedaron muchas incógnitas como lo demuestra la existencia de dos sentencias -la de la Audiencia de Sevilla y la que condenó al menor apodado El Cuco por encubrimiento- que son "contradictorias de como sucedieron los hechos". Carcaño ha sido excarcelado tres veces en los últimos meses pero ha sido incapaz de señalar el punto donde enterraron a Marta porque afirma que iba pendiente de seguir con su ciclomotor el coche de su hermano, algo que Torres cree posible por los cambios que ha experimentado el solar aunque sea difícil "que una persona que ha matado a una niña pueda olvidar el sitio donde la ha enterrado".

  • 1