viernes, 24 mayo 2019
09:48
, última actualización
Economía

La caída de los cítricos paraliza la campaña de la naranja

Los cítricos se pudren en los árboles. La caída de los precios de este tipo de frutas ha paralizado la campaña, ya que no existe un coste de referencia y la industria transformadora ha reducido lo que paga hasta las cinco pesetas el kilo, "una cifra absolutamente ridícula", según la patronal Asaja.

el 15 sep 2009 / 19:09 h.

Los cítricos, propios de esta época del año, se pudren en los árboles. La caída de los precios de este tipo de frutas ha paralizado la campaña, ya que no existe un coste de referencia y la industria transformadora ha reducido lo que paga hasta las cinco pesetas el kilo, "una cifra absolutamente ridícula", según la patronal Asaja.

La caída del consumo o la entrada de nuevas variedades de fruta procedentes de otros países son algunas de las causas de que los cítricos se pudran en los árboles, aunque la más importante, según fuentes del sector, se refiere al desplome de los precios. Ni siquiera el aumento de la producción un 17% podrá salvar la campaña. "En años anteriores había un precio de referencia, aunque no era oficial, al que compraba la industria de transformación, ya que recibía una ayuda para hacerse con la fruta de la UE y existía un precio de salida, del que no se podía bajar", apuntan fuentes de Asaja.

Sin embargo, esta campaña el coste de referencia ha desaparecido, "lo que perjudica al agricultor, ya que los precios se han desplomado totalmente y no le merece ni siquiera la pena recoger la fruta", añaden. Esta variación se ha producido porque ahora el dinero de las ayudas va directamente a los agricultores, que están obligados a cerrar contratos con la industria dedicada a fabricar el zumo, algo que no hará falta dentro de dos o tres campañas.

Precisamente hoy finaliza el plazo para suscribir los contratos con la industria y, en Andalucía, sólo se han cerrado en lo concerniente a 4.000 hectáreas, de las 40.000 existentes, por lo que sólo se percibirá el 10% de las ayudas procedentes de Europa. "El dinero, que es a repartir, se irá prácticamente todo a la Comunidad Valenciana, donde se han cerrado más contratos y, por ello, nuestra reivindicación es que se aumente el plazo para que se puedan adherir más agricultores de la comunidad andaluza a estas ayudas ", precisan las fuentes.

En cualquier caso, hay cosechas que están vendidas, pero los intermediarios que las compraron en su día han decidido no ir al campo, "también por la falta de liquidez y por la caída del consumo", subrayan desde la patronal agraria. En total, se repartirán unos 300 euros por hectárea, aunque es variable dependiendo de si la perciben todos los agricultores que la han solicitado, si no, aumentaría la cantidad.

Otro de los problemas, apuntado con anterioridad, es el de la liquidez que afecta a todos los sectores de la economía debido a la crisis financiera internacional. Las compras de productos frescos se deben pagar en 40 días, aun que existe una prórroga que permite a los compradores pagar en un plazo de 90 a 120 días. "Las grandes superficies suelen recurrir a esta ampliación de plazo de compra, pero ahora el banco no les proporciona liquidez suficiente, por lo que tienen que ir comprando pequeñas partidas y eso hace que mucha fruta se quede en el árbol", apuntan las fuentes de Asaja.

La mayor parte de la naranja dulce de Andalucía se produce en la provincia de Sevilla (18.000 hectáreas), mientras que Huelva posee la mayor superficie de mandarino (6.000 hectáreas, casi la mitad del total regional) y Málaga aglutina la mayor parte de las plantaciones de limón (más de 5.000 hectáreas).

  • 1