Economía

La caída histórica del empleo supone 1,3 millones de puestos de trabajo menos

El empleo en España se redujo el 7,1 por ciento en el segundo trimestre del año con respecto al mismo periodo de 2008, lo que supone la mayor caída de la serie estadística, desde 1996, y una pérdida de 1.369.000 puestos de trabajo a tiempo completo en un año.

el 16 sep 2009 / 07:45 h.

El empleo en España se redujo el 7,1 por ciento en el segundo trimestre del año con respecto al mismo periodo de 2008, lo que supone la mayor caída de la serie estadística, desde 1996, y una pérdida de 1.369.000 puestos de trabajo a tiempo completo en un año.

Según difundió hoy el Instituto Nacional de Estadística (INE), todos los sectores, excepto los servicios de no mercado, siguieron registrando descensos interanuales en el empleo, encabezados por la construcción, donde retrocedió el 25,3%. Para el INE, la caída del empleo en este sector pudo haber tocado suelo en el primer trimestre, cuando retrocedió una décima más, el 25,4%.

El empleo de las ramas industriales y energética disminuyó el 12,3% (2,1 puntos más que en el primer trimestre), el de las agrarias y pesquera cayó seis décimas más, el 3,6%, y el de los servicios el 2,7% (un punto más).

Entre los trabajadores asalariados a tiempo completo, el empleo bajó el 6,9% en el segundo trimestre (tres décimas más que en el primero), debido especialmente a la caída en la construcción del 26,4% para este tipo de empleados (1,2 puntos menos). Asimismo, el número de asalariados de las actividades industriales y energéticas se redujo el 12,3%, lo que supone 2,2 puntos más que en el primer trimestre del año, y el de los servicios el 2,1%, nueve décimas más.

El empleo asalariado de las ramas agraria y pesquera descendió el 0,8% entre abril y junio, mientras que en el anterior trimestre registró una subida del 0,7%.

La caída en el empleo conlleva, por el contrario, un dato positivo, el del aumento de la productividad, que se calcula a partir de la evolución del PIB trimestral y del empleo ocupado. Dicho aumento, no obstante, se desaceleró una décima en el segundo trimestre y fue del 3,2%.

La remuneración de asalariados se contrajo el 2,6% en el segundo trimestre (tres décimas más que en el primero) como consecuencia de la reducción del empleo asalariado, compensada en parte por la remuneración media por asalariado, que creció en tres décimas hasta el 4,6%.

Entre abril y junio, el coste laboral unitario aumentó cuatro décimas con respecto al primer trimestre, hasta situarse en el 1,4%.

  • 1