Local

La Caixa pide tiempo para aclarar si hará el museo de Cajasol en Sierpes

El alcalde asegura que los antiguos responsables de la entidad sevillana tampoco tenían decidido hacerlo

el 17 sep 2012 / 12:47 h.

TAGS:

El alcalde visita la exposición Romanorum Vita junto al secretario general de la Fundación La Caixa.
El gran proyecto cultural que la antigua Cajasol tenía previsto desarrollar en sus sedes administrativas de la calle Sierpes y de la Plaza de San Francisco, consistente en la apertura de un museo y de un centro de actividades respectivamente, está en el aire. Después de la absorción de la entidad financiera sevillana por parte de La Caixa, todas las miradas y los temores estaban puestos en que finalmente se dejara caer esta iniciativa, sobre todo teniendo en cuenta que la caja catalana ya trabajaba con anterioridad en la edificación de un Caixafórum en las Reales Atarazanas.

El secretario general de la Fundación La Caixa, Lluis Reverter, acudió ayer a Sevilla para inaugurar la exposición Romanorum Vita en la Plaza de San Francisco, junto al alcalde de la capital hispalense, Juan Ignacio Zoido. Allí, preguntado en rueda de prensa sobre si ya se había tomado una decisión respecto al museo y al centro cultural Cajasol, el responsable catalán aseguró que "hace muy poco que hicimos la fusión", por lo que aún hay cuestiones por resolver. Sí dejó claro que no hay nada garantizado. "No podemos decir aún ni que sí se hará este museo, ni que no", afirmó. No obstante, recordó que Cajasol aún es titular de algunos de sus bienes, entre los que se encuentran estos edificios. "Se necesita tiempo para analizar la situación, aún no se ha decidido su desarrollo, ni en una dirección ni en otra", apuntó.

Sin embargo, fue Zoido quien sorprendió en la rueda de prensa añadiendo a las palabras de Reverter que "Cajasol tampoco estaba decidida" a la ejecución de este proyecto antes de la absorción.

Preguntado sobre por qué ponía en duda que la caja realmente quisiera llevar a cabo este museo, el primer edil respondió a los periodistas cuestionándoles sobre si ellos o alguien "había visto el citado proyecto museológico" en algún momento, a lo que él se limitó a decir: "Pues yo tampoco". El que fuera presidente de Cajasol antes de la absorción, Antonio Pulido, anunció en marzo de 2010 la creación de un museo y centro cultural y social en el edificio que la entidad financiera tiene en la sevillana calle Sierpes, en el edificio que albergó hasta el siglo XIX a la antigua Cárcel Real de Sevilla, justo en la confluencia con la plaza de San Francisco.

Según dijo, sería una obra emblemática para la ciudad, que nada tendría que envidiar a otros proyectos similares previstos, en velada referencia al futuro Caixafórum que albergarán las Reales Atarazanas y cuyo inicio de obras está previsto para finales de este mismo año, bajo las órdenes del arquitecto sevillano Guillermo Vázquez Consuegra.

El museo Cajasol daría cabida a la colección permanente de arte propiedad de la caja de ahorros, una de las más importantes de Andalucía, y que actualmente no se expone en su totalidad por problemas de espacio, así como a otras de carácter rotatorio. El centro cultural, por su parte, tendría talleres de pintura, teatro, escultura, música y canto, para los que se becaría a alumnos, y tendría clases semanales con los más reputados nombres de estas artes.

Pulido dijo entonces que Cajasol ya tenía los bocetos del futuro museo y centro cultural y social. Además, llegó a negociar con Mariano Bellver la inclusión de su colección de arte dentro de este museo, después de que éste no llegara a un acuerdo con la Junta, aunque la absorción truncó estas conversaciones.

 

  • 1