lunes, 10 diciembre 2018
08:28
, última actualización
Economía

"La calidad se logra al combinar tecnología y la tradición de 50 años"

Andaluza de Mieles ha vivido un buen 2014 al incrementar su facturación en un 20%. Está presente en siete países y ahora prevé conquistar el mercado asiático.

el 11 ene 2015 / 13:00 h.

TAGS:

Sevilla 10 01 2014: Entrevista Andaluza de Miel.FOTO:J.M.Paisano Antonio Ramírez, en el centro, entre sus hermanos Cristina y Juan, en la fábrica de Andaluza de Mieles en la localidad de Espartinas. / J.M. Paisano —¿Cómo nació la empresa y por qué? —Nace del espíritu empresarial familiar. Nuestro abuelo se inició en el mundo de la apicultura y nuestro padre se profesionalizó en el sector con el envasado de la miel. Así que en 1998 nació Andaluza de Mieles, ya con la tercera generación. Nuestra misión es construir una empresa gracias al equipo humano para ayudar a sus clientes y consumidores a disfrutar de una mejor calidad de vida cada día, promover la cultura de la miel y de sus derivados, así como ofrecer a los consumidores nacionales e internacionales soluciones a sus necesidades de alimentación, siguiendo estrategias de sostenibilidad, de innovación y respetando el medio ambiente. —¿Cuáles son sus marcas? —Doray, Aljaraflor y Ramiflor. —¿Cuántos trabajadores tiene? —Actualmente once, aumentado la plantilla en campaña hasta cinco trabajadores más. Andaluza de Mieles SL dispone de personal con espíritu joven, ilusionado, creando ambiente de efectividad polivalente, una formación adecuada y larga experiencia. La aportación diaria del personal siempre está enfocada a la mejora y adaptación a las necesidades cambiantes de los clientes y consumidores, conservando la autenticidad, originalidad y la alta calidad de los productos. —¿Cuánta miel envasan al año? —Unas 700 toneladas al año, un cinco por ciento del volumen total de la miel envasada en España. —¿Cuánto factura y cuáles son sus principales clientes? —En el año 2014 alcanzamos una facturación de 1.800.000 euros aumentando más de un 20 por ciento con respecto al año anterior. Nuestros principales clientes son Alcampo, Makro, Carrefour, Coviran, El Corte Inglés y DIA, entre otros. —¿En qué países venden? —Principalmente en España, pero también vendemos en Reino Unido, Marruecos, Argelia, Túnez, Libia y empezamos a abrir el año pasado el mercado Portugués y de Polonia. —¿Cuánto representan las ventas fuera de España en su facturación? —La exportación supone el 30 por ciento de la facturación y queremos que en cinco años llegue al 50 por ciento. —¿Disponen de plan de expansión? —En la actualidad disponemos de un departamento de exportación que está desarrollando un plan estratégico de consolidación en los mercados donde estamos introducidos, así como de un plan estratégico para nuevos mercados. —¿Qué nuevos mercados? —Sobre todo el asiático, que lo atacaremos en 2015. Además, queremos retomar nuestra presencia en ferias internacionales como las de Dubai, Francia y Alemania. —¿El mercado asiático demanda productos específicos? —No, pero hemos tenido que realizar una importante inversión en el etiquetado y el envase gourmet porque es lo que más se vende allí. En Estados Unidos, por ejemplo, también tenemos formatos distintos. —¿Cómo ha superado Andaluza de Mieles la crisis? —Estos años han sido difíciles para todos, hemos intentado superarla a base de mucho esfuerzo y trabajo y estando pendiente de cuáles eran las necesidades del mercado en ese momento. —¿Bajaron los precios, lanzaron nuevos productos...? —Básicamente la crisis nos obligó a reducir costes internos para poder bajar los precios. —¿Qué característica tiene su producto? —La calidad y diversidad. Desde el comienzo nos hemos esmerado en ofrecer una amplia gama de productos, según las necesidades de cada momento, y así llegar a los hogares con la calidad que se exige, el tipo de miel que desea y con una excelente relación calidad-precio. Los valores que rigen el proceso de producción de nuestros envasados son el control y la calidad. Se trata de un proceso sencillo, con estrictos controles y manteniendo siempre la calidad suprema. Esta preciada calidad se consigue gracias a la combinación de las nuevas tecnologías, junto con la tradición adquirida al llevar más de cincuenta años vinculados al mundo apícola. De esta mejora continua en búsqueda de calidad se nutre nuestro departamento de I+D+I, que trabaja actualmente en la creación de nuevos productos. —¿Qué clase de productos? —Este año se presentarán en el mercado. Básicamente consisten en mezclar la miel con otros productos. No puedo revelar más. —¿Qué retos se marca para 2015? —Seguir trabajando día a día para ofrecer nuestros productos con la máxima calidad. Perfil Empresa familiar al cien por cien Cristina, Juan y Antonio Ramírez son tres hermanos vinculados «en cuerpo y alma» a la empresa. Cada uno se encarga de un departamento y, entre todos, dirigen la empresa «en equipo». Entre todos han sabido situar a su empresa en un sitio privilegiado en un sector difícil. Andalucía es la comunidad con más apicultores (más de 4.000), pero no es la que más produce y cuenta con «cinco o seis empresas envasadoras», entre ellas, Andaluza de Mieles, en pleno crecimiento y expansión. La dedicación de estos hermanos y su apuesta por cuidar a su equipo es, según Antonio Ramírez, la clave para endulzar, cada vez más, los hogares.

  • 1