Local

La Cámara de Cuentas da el visto bueno a Lipasam, sin "desequilibrios ni déficits"

Aun así, le recomienda contratar con tiempo la adquisición de material para evitar alquileres innecesarios y garantizar la legalidad del proceso.

el 17 mar 2014 / 21:07 h.

TAGS:

La Cámara de Cuentas de Andalucía, tras hacer el seguimiento de las recomendaciones de un informe de 2006 a la empresa municipal de limpieza, Lipasam, sobre control interno, cumplimiento de la legalidad y análisis de los estados financieros, concluye que se han implantado total o parcialmente casi el 90 por ciento de las recomendaciones, y no existen «desequilibrios ni déficits financieros». LipasamLa Cámara indica que de las 15 recomendaciones realizadas, se han implantado totalmente diez –un 67 por ciento–, mientras que tres de ellas lo han hecho parcialmente –un 20 por ciento–, y las otras dos no se han implantado. Así, se recuerda que en 2011 y 2012 se ha producido una reestructuración de puestos de trabajo en Lipasam, con una disminución del 16 por ciento y una reducción del 29 por ciento de la cifra de gastos de personal, mientras que se ha suprimido el puesto de coordinador general y se han reorganizado departamentos para evitar duplicidades, entre otros. En este marco, en cuanto a los análisis financieros, señala que como consecuencia del plan económico financiero 2009-2011, la deuda a corto plazo correspondiente a pólizas de crédito y préstamos suscritos con entidades financieras «ha ido disminuyendo de forma significativa, no existiendo desequilibrios ni déficits financieros»; mientras que los fondos propios de la sociedad, que a 31 de diciembre de 2008 presentaban un saldo contable negativo de 30 millones, pasan a tener un saldo positivo a la finalización de 2012 de 121 millones. Además, sobre el cumplimiento de legalidad, señala que «a diferencia de ejercicios anteriores» todos los expedientes de contratación examinados incluyen el contrato formalizado por escrito donde se recogen las condiciones de la adjudicación; y añade que «en algunos expedientes analizados no queda constancia de documentación donde se motive la necesidad de celebrar el contrato». Sin embargo, recomienda que los expedientes de contratación se tramiten «de forma anticipada, de manera que no se tenga que recurrir a contratos de alquiler mientras se resuelve el proceso de contratación» para evitar «mayores gastos de los que serían necesarios si se adjudicará a través de un procedimiento de contratación pública que garantice la publicidad y concurrencia». Se refiere a un contrato de alquiler de una barredera por siete meses hasta que se produjera la licitación pública, «aunque se ha comprobado que la duración del alquiler ha sido superior en cinco meses al plazo previsto». A esto, suma que en la misma fecha de formalización del anterior contrato «se firmó con otro proveedor un contrato de alquiler de una barredora de la misma marca e idénticas condiciones que la anterior». «De haber agrupado ambos contratos, se hubiera superado la cuantía de 50.000 euros, por lo que en lugar de adjudicarse directamente por la Gerencia, el órgano competente para su aprobación sería la Comisión Ejecutiva, y se tendría que haber tramitado mediante procedimiento negociado sin publicidad», sentencia. Asimismo, añade que del análisis de una muestra de ocho expedientes de personal incorporado en 2012 y eventual o para sustituir a empleados por jubilación se ha comprobado que «en ninguno de los expedientes hay constancia de criterios objetivos para la selección de los trabajadores contratados».

  • 1