martes, 11 diciembre 2018
00:07
, última actualización

La Cámara de Cuentas detecta deficiencias en la contratación en el Ayuntamiento de Benacazón

El informe ha indicado que hasta el ejercicio 2010, "se abonaron gastos de personal sin registrarlos presupuestariamente".

el 10 nov 2014 / 15:14 h.

Ayuntamiento BenacazonLa Cámara de Cuentas de Andalucía ha detectado una serie de deficiencias, tanto contables como en la contratación de personal en el Ayuntamiento de Benacazón (Sevilla). Según el informe titulado 'Fiscalización de determinadas áreas del Ayuntamiento de Benacazón. Ejercicio 2012', desde el ejercicio 2007, los presupuestos de la Corporación "han sido prorrogados", lo que ha dado lugar a que se tramiten modificaciones significativas, "pasando de unos créditos iniciales de 3,5 millones de euros a 11,3 millones, lo que ha supuesto un incremento del presupuesto del 218 por ciento". El informe, consultado por Europa Press, apunta que la liquidación del presupuesto "se presenta con retraso y la Cuenta General no se ha aprobado ni se ha rendido", y agrega que el trabajo realizado sobre el sistema de control interno pone de manifiesto una serie de "deficiencias" por lo que se considera que "no está garantizada la fiabilidad e integridad de la información presentada". Han recordado que los gastos de personal "representan el 55 por ciento (2,1 millones) del total de las obligaciones reconocidas netas de la liquidación del presupuesto de 2012", tras lo que ha precisado que la plantilla presupuestaria cuenta con una dotación de 37 plazas, de las que 17 están vacantes, el 46 por ciento. El informe ha indicado que hasta el ejercicio 2010, "se abonaron gastos de personal sin registrarlos presupuestariamente, y que siguen pendientes de aplicar al presupuesto por, al menos, 4,3 millones de euros": Este informe apunta que "se ha contratado a personal laboral temporal que sigue ocupando plazas en la Corporación, accediendo a la plaza mediante procedimientos selectivos que no cumplen con los principios constitucionales de mérito, capacidad e igualdad". Por otro lado, se ha implantado el registro de facturas para luchar contra la morosidad en operaciones comerciales, pero ha indicado que "no se ha cumplido con regularidad con la obligación de remitir los informes trimestrales sobre el cumplimiento de los plazos para el pago de las obligaciones". El informe agrega que "se ha incumplido la normativa al adquirir compromisos de gastos por cuantía superior al importe de los créditos autorizados", por lo que, para subsanar dicha "deficiencia", se ha tramitado un expediente de reconocimiento extrajudicial de crédito por importe de 183.000 euros. Asimismo, ha indicado que el saldo de la cuenta 413 'Acreedores por operaciones pendientes de aplicar a presupuesto' a 31 de diciembre de 2012, ascendía a 1,37 millones de euros. Esta cuenta recoge "las obligaciones derivadas de gastos realizados o bienes y servicios recibidos que no se han aplicado al presupuesto", por lo que "es procedente dicha aplicación". Ha recordado que la Corporación se acogió al plan de pago a proveedores, y el importe de las facturas incluidas en el plan ascendió a 3,91 millones, que ha sido abonado en el marco del mecanismo de pago a proveedores. TESORERIA El informe asimismo indica que durante el ejercicio 2012 "no se ha dispuesto de un plan de disposición de fondos de tesorería" y agrega que "tanto en la tramitación y en justificación de los pagos a justificar, como en la de los anticipos de caja fija, se han detectado determinados incumplimientos". Ha añadido que en los pagos pendientes de aplicar al presupuesto del remanente de tesorería "figuran importes significativos de gastos que no se han contabilizado presupuestariamente, ya que son gastos incurridos por encima de los límites establecidos en los correspondientes presupuestos". El ente fiscalizador ha precisado que se han destinado a necesidades de tesorería 1,6 millones de euros durante los ejercicios 2007, 2008 y 2009, que corresponden a una subvención recibida para la cancelación del préstamo puente, por lo que apunta que "la deuda sigue pendiente con la entidad de crédito". Asimismo, se ha verificado la emisión de los preceptivos informes por parte de la Intervención sobre el cumplimiento del objetivo de estabilidad presupuestaria. En los mismos se pone de manifiesto que "se debería acometer por la Corporación un plan de saneamiento, no solo por el incumplimiento del objetivo de estabilidad, sino también por tener el remanente de tesorería negativo de los últimos ejercicios, y por haberse acogido al plan de pago a proveedores". El ente fiscalizador ha dejado claro que en la realización de los trabajos de campo y hasta la fecha de emisión del informe definitivo, la Corporación "ha realizado una serie de actuaciones con el objetivo de subsanar las deficiencias detectadas y que afectan a la elaboración del inventario; la aprobación del presupuesto; los reparos formulados por la intervención; la aprobación de la plantilla y de la relación de puestos de trabajo; el inicio de expedientes de rectificación de estados contables; el cumplimiento de los plazos de los informes sobre morosidad; la aprobación de un plan de disposición de fondos; la regularización de los gastos sin consignación presupuestaria; y también a la elaboración de planes de saneamiento".

  • 1