Local

La cámara oscura, de oferta para sortear la crisis

Las visitas a la torre de los Perdigones bajaron un 11% hasta septiembre

el 04 nov 2012 / 20:12 h.

TAGS:

La cámara oscura de la torre de los Perdigones abrió al público en marzo de 2007.

La cámara oscura de la torre de los Perdigones recibe al día (y sólo abre los días despejados) unos diez visitantes, por debajo de las previsiones iniciales. En los primeros nueve meses del año subieron sus 45 metros un total de 2.170 personas –pudo abrir 205 días–, lo que supone un 11,5% menos que en el mismo periodo del año anterior. Y eso que en 2011 también sufrió una merma de visitantes.

La bajada de turistas, sobre todo nacionales, por la grave crisis económica está haciendo mella en este atractivo turístico de la ciudad, así que sus responsables han decidido tomar medidas. Y por ahora funcionan, porque en septiembre subieron hasta la cámara oscura un total de 543 personas, una cifra sólo superada en algunos meses de su primer año de vida, allá por 2007.

La razón es que los responsables de la torre firmaron un acuerdo con la empresa turística City Sightseeing Sevilla para que los usuarios de sus servicios, presentando su ticket del autobús turístico, paguen sólo el 50% del precio de la entrada a la torre. “Hemos podido observar una gran aceptación a dicha oferta en su primer mes y confiamos que siga siendo así”, aseguró un portavoz de la empresa.Lo cierto es que la modesta pero histórica torre de los Perdigones alberga una cámara oscura poco conocida por los sevillanos pese a ser un curioso atractivo turístico.El 28 de marzo de 2007 abrió sus puertas tras una importante rehabilitación de la torre. Sólo ese año recibió 4.292 visitas en los 255 días que pudo abrir (con un amedia de 16,8 personas al día). En 2008 alcanzó los 3.951 (con 298 días abierto) y en 2009 registró un gran bajón: hasta los 2.714 turistas en 270 días. Sólo entraron diez personas al día de media.

Un año más tarde recuperó visitantes con 3.301 en 275 días y en 2011 logró 3.274 en 260 días sin nubes. El dato del presente año es muy negativo, con sólo 2.170 visitantes, pese al buen registro de septiembre. Al día, entraron una media de 10,6 personas.¿Y qué horario tiene la torre de los Perdigones? Los lunes permanece cerrada al público, por descanso del personal, lo mismo que ocurre los días nublados o con lluvia, cuando la cámara oscura no puede funcionar. Es necesario que no llueva y que haya la mejor visibilidad posible. Se puede entrar entre las 10.00 y las 13.30 horas y desde las 16.00 a 17.30 horas.

La visita a la cámara dura unos 15 minutos y después se puede disfrutar del mirador. Existen dos tipos de visitas a la torre: las que sólo tienen acceso al mirador, en cuyo caso el precio de entrada es de 1,5 euros, o la sesión de cámara oscura y el mirador al precio de 4 euros por personas, 2,5 los niños de 5 a 12 años. Para la visita en grupo a la cámara oscura es necesario reservar bien por email (camaraoscurasevilla@gmail.com) o por teléfono (679 091 073), sólo unas semanas antes de la visita. En cuanto al precio de grupo, es de 3 euros por personas si superan las diez. Su principal atractivo es una visión de Sevilla a 45 metros de altura y fotografías en movimiento en tiempo real para ver el río, parte del barrio de la Macarena y de la Isla de la Cartuja.

La torre de los Perdigones, ubicada en la Resolana, formaba parte de la llamada fábrica de San Francisco de Paula, cuya construcción data de 1890 y en la que se elaboraban manufacturas de plomo y material refractario tales como perdigones, balas, ladrillos refractarios y zinc en plancha.

El plomo se lanzaba desde lo alto, formándose los perdigones en el descenso, de ahí su nombre. Su cámara oscura proyecta una imagen viva y en movimiento de lo que está ocurriendo en ese mismo instante en el exterior.

Truco óptico. Esta cámara de paredes negras se basa en un principio óptico relativamente simple. Consta de una pantalla blanca, un espejo y unas lentes de aumento. El espejo y las lentes están al final de un tubo situado encima de la pantalla a modo de periscopio. La luz entra a través de una ventana, incide sobre el espejo y pasa por las lentes haciendo que la imagen se refleje en la pantalla. El resultado es como ver una fotografía, pero en movimiento, de ahí que sea necesario un buen tiempo. La torre Tavira de Cádiz alberga una cámara oscura similar.

  • 1